Stomping Grounds crítica y resultados

Stomping Grounds

El Universo de WWE (O lo que va quedando de el) se encontró con una cartelera ultra repetida en Stomping Grounds. Las Superestrellas más prominentes de la lucha libre trataron de cambiar las ideas preconcebidas y ofrecer un espectáculo que restaura el bajo interés en un producto que ha sido nada más que mediocre.

Encabezado por Seth Rollins defendiendo su título universal contra Baron Corbin en una lucha con un árbitro especial aún no anunciado, el show tuvo la alineación y el talento para lograr silenciar a los críticos, pero ¿Lo hizo?

Becky Lynch vs Lacey Evans

Este fue una lucha en la que nunca se sintió como si los competidores estuvieran en la misma página. La acción fue desarticulada, la psicología torpe y el final vino de la nada.

Lynch ganando era lo correcto, especialmente por lo verde que esta Lacey Evans. Todas sus luchas estan llenas de botch, esta no fue la excepción.

Evans pierde un impulso considerable en el último mes y podría beneficiarse de alejarse de la imagen del título y refinar su trabajo en el ring, si la empresa le da otra oportunidad titular, ya seria absurdo y estúpido.

New Day vs Kevin Owens y Sami Zayn

Esto fue una lucha divertida que probablemente habría servido mejor al espectáculo como la primera lucha de la noche. La psicología de la pelea, en la que los villanos aislaron a Woods como el eslabón débil y luego lucharon repetidamente contra Big E funcionó a la perfección.

Owens y Zayn necesitaban desesperadamente la victoria para mantener credibilidad, mientras que New Day puede recuperarse muy bien, ya que lo ha hecho muchas veces a lo largo de los años después de las derrotas.

Samoa Joe vs Ricochet

Tomó un tiempo para que la lucha lograra su mejor punto, pero cuando lo hizo, fue buena.

Fue lo suficientemente bueno como para que uno tenga que preguntarse cuál habría sido el producto terminado si fuera capaz de proporcionar sólo una chispa de energía un momento o dos antes.

A pesar de esa crítica, la lucha era exactamente lo que se suponía que era: una coronación de Ricochet como una de las caras del futuro de WWE. Ahora el campeón de los Estados Unidos, se le confiará para mantener el fuerte impulso en la cartelera. Por el lado de Joe, es demasiado evidente que a Vince McMahon no le agrada.

Daniel Bryan y Rowan vs Heavy Machinery

Otis era una estrella aquí, impresionante con su poder, sorprende con su atletismo y cautivador con su química en el ring. Tiene un enorme potencial para ser una de esas estrellas de ruptura que pocos ven venir en los meses y años venideros. Ambos miembros de Heavy Machinery reconocieron la oportunidad que se les presentó y la aprovecharon al máximo.

Incluso en la derrota, eran ganadores obvios.

Felicidades a Rowan por golpear a sus oponentes y a Bryan por mantener a todos juntos mientras se alimentaba de la multitud en su estado natal. Una agradable sorpresa.

Bayley vs Alexa Bliss

Para se la primera lucha de campeonato de alto perfil de Bliss desde agosto pasado en SummerSlam, esto fue realmente correcto.

La psicología era buena, pero fue la narración y la forma en que Cross fue retratada funciono, hasta ese torpe final, porque fue torpe, no porque no tuviese lógica, si no porque se ejecuto precisamente de forma torpe.

El resultado correcto y la correcta narración impulsan las cosas hacia adelante, ahora Bayley con una victoria de alto perfil, puede solidificar un mejor reinado a futuro. Bliss a ser de Raw, bueno, era de esperar que no ganara el titulo de SmackDown.

Roman Reigns vs Drew McIntyre

No podían dejar que Reigns y McIntyre se pelearan aquí ¿verdad? En cambio, el resultado final fue todavía todo acerca de McMahon y su interferencia.

Esta historia apesta por donde se analice. Y ya hemos visto un Reigns vs McIntyre tantas veces, que ya es hasta desagradable ver como desperdician a Reigns y McIntyre, solo por mantener a Shane en primera linea.

El esfuerzo de Reigns y McIntyre ciertamente estuvo ahí, pero la mala historia de esto arruina todo.

Kofi Kingston vs Dolph Ziggler

Ziggler parecía el tipo de competidor ingenioso que habría salido con el título en cualquier otra noche, pero, como otros antes que él, no pudo superar la magia de Kingston. El campeón demostró estar dispuesto a hacer lo que fuera para lograr una defensa exitosa del título, arriesgándolo todo para mantener vivo su sueño de infancia.

Una lucha de construcción lenta, que fue ejecutada por dos competidores veteranos que esperaron mucho tiempo para estar en la posición en la que estaban el domingo por la noche.

Seth Rollins vs Baron Corbin

Corbin y Evans manipularon magistralmente a la audiencia, provocando la reacción que deseaban y llevando a una ovación atronadora cuando los babyfaces Rollins y Lynch se vengaron. Incluso cuando la historia era de las mas absurda. Si Corbin tiene al arbitro comprado, porque no solo pone a Rollins en una llave y Evans, la arbitra invitada (Por alguna razón que nadie explico) hace sonar la campana ¿Acaso nunca vieron el robo de montreal?

En fin, la falta de coherencia o conectores en las historias de WWE son algo abismal. Lynch y Rollins se puede comprender, son pareja, pero nunca se explica la alianza de Corbin y Evans, menos cuando Evans ya ha perdido tres oportunidades titulares frente a Lynch, de verdad WWE, la continuidad no es lo tuyo.

  • Becky Lynch vs Lacey Evans
  • New Day vs Kevin Owens y Sami Zayn
  • Samoa Joe vs Ricochet
  • Daniel Bryan y Rowan vs Heavy Machinery
  • Bayley vs Alexa Bliss
  • Roman Reigns vs Drew McIntyre
  • Kofi Kingston vs Dolph Ziggler
  • Seth Rollins vs Baron Corbin
2.2

Resumen

Un show de lucha bastante correcto, en continuidad de historias no y ese es uno de los grandes problemas de WWE, es como si no desarrollaran sus propias historias y esto es algo que viene hace rato. También, Lacey Evans no puede seguir recibiendo oportunidades titulares, eso seria idiota, todas sus luchas estan llenas de botch. También, esa historia de Reigns vs Shane, ya no da para mas, es absurda. Son solo historias que demuestran que la empresa esta estancada, y la mitad del estadio vació es una muestra de esa crítica.