¿Por qué se debería practicar Kickboxing?

Los beneficios del Kickboxing son numerosos. Desde trabajar brazos y hombros hasta piernas y glúteos, el kickboxing también fortalece nuestros músculos mientras aumenta la resistencia, eso sin mencionar que nos permite experimentar un grandioso entrenamiento cardiovascular.

Al igual que sucede con cualquier tipo de ejercicio, al aumentar nuestra fuerza y rendimiento, también se ve un aumentada la confianza personal. Esto es aún más cierto cuando solo se habla del kickboxing, ya que el aprendizaje de una forma de defensa personal demuestra que somos capaces de desenvolvernos en áreas complejas. Además, una rigurosa sesión de Kickboxing libera endorfinas, un impulsor natural del estado de ánimo.

Tonifica todo el cuerpo: Hay un componente de tonificación importante cuando se habla del Kickboxing, esto porque nos obliga a involucrar a todos los grupos musculares en nuestro cuerpo.

La participación de los músculos abdominales también mejorará en última instancia la coordinación, mientras que el movimiento constante en el Kickboxing mejora la flexibilidad y los reflejos.

Mejora nuestra coordinación: La gente que sufre al tener una coordinación pobre en extremidades, reflejos y estabilidad general, puede controlar estos problemas al practicar kickboxing en centros especializados como lo es www.mugendo.es. Este tipo de disciplina fortalece nuestro núcleo y mejora reflejos, equilibrio y el sentido de estabilidad. La práctica constante de patadas rápidas y puñetazos dentro de las rutinas del kickboxing nos permiten el enfocar nuestra energía con precisión en cada movimiento.

Aumenta los niveles de energía: El practicar una rutina de boxeo de alta intensidad, combinado con la ejecución de patadas puede parecer una actividad que nos drenara la energía, pero lo cierto es que puede suceder todo lo contrario. El kickboxing a menudo entrega a las personas un impulso de energía, no sólo por las endorfinas naturales que el cuerpo genera, sino también debido a la naturaleza empoderadora del entrenamiento. Después de la práctica de ejercicio y un posterior período de descanso nuestro cuerpo se sentirá renovado y lleno de energía.

Elimina el estrés: El inscribirse en una escuela de kickboxing es una gran manera de controlar el estrés mental. Muchas frustraciones reprimidas son liberadas con una buena rutina de ejercicios de alto impacto. Además, considerando la alta intensidad de este deporte, también se verá como nuestros niveles de concentración van a mejorar gradualmente.

Genera disciplina: Dentro de los beneficios del kickboxing se encuentran los fundamentos de cada arte marcial. El seguir las instrucciones, dominar un conjunto de movimientos y aprender posturas, junto con posiciones específicas requiere de mucha determinación y disciplina. A medida que se sobresale dentro de las rutinas, se comenzará a aplicar subconscientemente los elementos de la disciplina a nuestra vida diaria y se lograra el administrar nuestras tareas cada día con mayor facilidad.