WWE necesita dar a Cesaro una oportunidad real tras Wrestlemania 33

Cesaro derrotó a Jinder Mahal en una lucha improvisada en Fastlane, que tiene de malo todo eso, simple, Mahal es el mismo sujeto que se ve envuelto en un feudo con Rusev sin razón aparente y también, es el tipo que no ha ganado una lucha este año.

Un hombre del calibre de Cesaro no puede estar siendo lanzado en luchas con esa clase de sujetos. Es la paradoja constante de su viaje en Raw desde el Draft del año pasado. Este hombre para muchos era analizado como un futuro campeón mundial, sin embargo, para WWE ahora es un especialista por equipos que simplemente esta ahí porque la WWE no tiene fe en él.

En la mente de quienes controlan WWE, creen que es suficiente poner a Cesaro a perder contra alguien como Samoa Joe o rellenar en un PPV sin ser anunciado como fue el horrendo Fastlane. Para resumir, a los ojos de tipos como Vince McMahon, Cesaro es lo suficientemente bueno para entretener a los fans, pero no es lo suficientemente bueno para llevar a la empresa como campeón.

La falta de respeto de la WWE con Cesaro por lo menos, es alarmante. Es su falta de dirección y crecimiento a largo plazo a la hora de desarrollar a sus superestrellas lo que hace que WWE caiga en cosas absurdas y tontas. Esto incluye hacer que dos hombres de tiempo parcial luchen por un título mundial en el evento principal de WrestleMania, mientras que el superhombre suizo debe comer la suciedad de un camino en búsqueda de encontrar un espacio en WrestleMania.

Cesaro campeon mundial

Cesaro actualmente está con Sheamus sin ningún camino claro sobre la posibilidad de capturar los títulos por equipos. Podemos equivocarnos y podrían enfrentar a Gallows y Anderson por los campeonatos, pero lo anterior no sería útil para que la ex estrella de ROH se transforme en una amenaza importante en RAW.

Cesaro debe salir como un competidor de singles en su camino a Wrestlemania o poco después. Él tendrá que posicionarse como alguien que pueda ser un retador por el Campeonato Universal. Por el momento, Kevin Owens está en un feudo con Jericho, Rollins con Triple H y Roman Reigns podría hacer frente al Undertaker en WrestleMania. Así que esta es la oportunidad perfecta para que Cesaro demuestre que puede ser un futuro campeón mundial.

Cuando llegue WrestleMania, Cesaro debe ganar algo simple como la batalla real de Andre el gigante por segunda vez. Se le da algo de credibilidad instantánea, pero también posición para luchar por algo importante inmediatamente después del PPV. Se trata de la única manera de legitimar al superhombre suizo como un rival serio.

WWE no debe seguir mendigando con tipos como Goldberg o Brock Lesnar para WrestleMania, todo esto dentro de una lucha que potencialmente no durara más de 2 minutos. WWE debe inclinarse por tipos como Cesaro, luchadores increíbles y con personalidades únicas que son aceptadas por el público de WWE.

Cesaro no debería ser un rival sorpresa para un tipo que no ha ganado una lucha desde su regreso. Debe ser una fuerza que puede dominar Raw después de WrestleMania 33.

¿La pregunta es si WWE comenzara a dar oportunidades a Cesaro? o ¿Seguirá mendigando con tipos por sobre los 40 que ni si quiera pueden luchar?

También te puede interesar

One Response

  1. Oscar Galvez