Columna: Como WWE desperdicia lo logrado con Kalisto

Después de ganar el campeonato de los Estados Unidos, Kalisto rápidamente lo perdió otra vez, en lo que se puede ver de dos maneras, WWE trato de generar desesperadamente atención en SmackDown, un show que cambio de casa televisiva en los Estados Unidos y desperdicio una gran oportunidad en relación al enmascarado. En palabras simples, ha sido una semana extraña en los pasillos de WWE. Hemos visto un cambio de títulos en Raw y luego el mismo título volvió al ex campeón en SmackDown.

Para comprender este panorama, es fácil señalar que cuando John Cena se vio alejado de la empresa producto de una lesión en el hombro, parecía que la búsqueda por el título de los Estados Unidos pasaría a Kalisto. Esa teoría fue demostrada cuando el hombre enmascarado de los Lucha dragons derroto a Alberto Del Rio para ganar su primer título de manera individual en WWE. Hasta ahí todo bien, sin embargo, debemos preguntarnos ¿Por qué Del Rio ganó el título unos días más tarde en SmackDown?

El cambio del título parece inútil cuando tenemos en mente el hecho de que Kalisto sólo sostuvo el cinturón durante 24 horas en términos reales. Especialmente cuando WWE ha estado clamando por un hombre nuevo para llenar el vacío que dejo Rey Mysterio, luego que este dejara la compañía en febrero del 2015. Kalisto parecía ser el hombre para llenar ese vacío, su estilo y su carisma le hacen entrar dentro del modelo perfecto para ser un hombre popular a nivel mundial, tal como lo fue Mysterio.

Muchas personas hemos pedido que Kalisto tuviese una oportunidad como un luchador de singles, por lo que cuando su compañero Sin Cara sufrió una lesión en el hombro, parecía inevitable que este recibiera un impulso importante, especialmente cuando este lograba el apoyo de alguien como John Cena en SmackDown, esto cuando Cena estaba lesionado, en un momento en donde aún no nos enterábamos de la lesión de Cena.

Con ese panorama, parecía una apuesta segura que los dos hombres se enfrentarían en el Royal Rumble 2016. Cuando se anunció la lucha con Del Rio en el Raw, era una lucha que estaba lejos de ser una apuesta segura para que Kalisto consiguiera la victoria. Del Rio lo maltrato durante gran parte de la lucha, pero luego Kalisto se encontró como el nuevo campeón de los Estados Unidos.

La multitud le dio una gran reacción a lo que veían y parecía que WWE estaba a punto de construir una nueva estrella.

Luego lo hizo perder en la revancha en SmackDown y el ímpetu entero de él ganando el título pocos días antes se había perdido, especialmente cuando pierde por rendición.

Con el reinado frustrado de Kalisto, parecía que nos perdimos la posibilidad de tener algunas emociones y el estilo crucero en múltiples luchas, especialmente cuando Del Rio ha hecho muy poco por el título.

El tener un nuevo campeón en uno de los títulos secundarios, hacía que los fanáticos de manera legítima estuvieran detrás de una figura emergente dentro del panorama de la empresa, parecía que finalmente WWE lograba algo especial, sin embargo, el hacerlo perder en solo 24 horas, transformo toda su coronación en algo inútil.

Quizás en el panorama más optimista, hay un plan mayor detrás de esta locura y Kalisto puede terminar ganando el cinturón otra vez en Royal Rumble, sin embargo, el anti-climax generado con lo sucedido esta semana, le quita el impulso original ganado en el último Raw.

WWE tuvo la oportunidad perfecta para empujar a Kalisto con el título de los Estados Unidos alrededor de su cintura. Lo que generaba toda una serie de nuevos desafíos, lo que permitiría que tipos como Neville, que tanto le hace falta, pudiesen parecer una amenaza real al título, especialmente por el peso similar entre ambos. En cambio, probablemente vamos a ver el título de los Estados Unidos en el fondo de la próxima promo aburrida de Sheamus, si es que la Liga de Naciones sigue existiendo para ser humillados una y otra vez.

2 Comments

  1. Negd98 Enero 17, 2016
  2. Gunner Muñoz Enero 17, 2016