Un mes del Draft ¿Que marca esta mejor posicionada?

Han pasado exactamente cuatro semanas después de lo que fue oficialmente la división de marcas de WWE, en donde la programación de Raw y Smackdown Live se han enfrentado a su cuota de desafíos y triunfos.

Desde la separación de Raw y SmackDown, ha habido esfuerzos para crear nuevas estrellas, nuevos títulos y nuevas rivalidades.

Como los fanáticos sabemos, Stephanie McMahon en primer lugar nos señalo que la marca Raw tendría no sólo un numero de talento más numeroso porque los show del lunes son más largos en duración, también confirmo la introducción de la nueva división peso crucero. Mientras tanto, Smackdown en su primer programa nos entregó una lucha para determinar al contendiente número uno para el título de la WWE, lucha que Dolph Ziggler ganó.

Dada la gran cantidad de talento a disposición de la marca Raw, algunos pensábamos que los lunes nos entregarían un show muy superior a SmackDown, sin embargo, hay que decir que ese talento en su roster, todavía sufre de una reserva suave, mismo estilo de trabajo en el pasado, un montón de segmentos de rellenos y un ritmo que lamentablemente se ve diluido por la necesidad de llenar tres horas en televisión, desde esa perspectiva, Raw a excepción del primer show de esta nueva era, ha quedado por debajo de lo ofrecido por SmackDown, en donde estos últimos, se han beneficiado de tener un menor tiempo que llenar.

Raw vs SmackDown 2016

Para algunos, la creencia que Raw tenía que ser un programa mejor, puede ser debido a la gran cantidad de estrellas, pero también a que es el show más antiguo de la empresa.

Lo anterior es relativamente preocupante como fanático, después de todo, Raw ha contado con el reciente retorno de Neville, además de tener a tipos como Sami Zayn, Cesaro, Kevin Owens y Chris Jericho, lo que demuestra que la marca tiene intérpretes talentosos, trabajadores con quienes se pueden crear infinitas posibilidades y nuevas peleas ¿El problema? Neville parece estar en una especie de hiatus creativo mientras se genera la división crucero, Sami Zayn también no parecer tener un rumbo claro, Cesaro se encuentra encasillado en una extraña rivalidad con Sheamus y solo Kevin Owens de los antes señalados al parecer puede romper el molde que una vez rompió Finn Balor al cambiar a los interpretes de la escena principal, por cierto, Jericho sigue en su faceta del veterano que realmente no va a lograr un nuevo reconocimiento como un título mundial, a pesar de que a tipos como quien les escribe les gustaría ver un nuevo reinado del buen Jericho, pero ese es un tema para tocar quizás en otra nota.

Segmentos diluidos

El problema que se observa actualmente en Raw, esto en comparación con SmackDown, es que la calidad de varios segmentos como que Finn Balor lograra ser retador número uno o Sasha Banks ganando el titulo femenino, se ve diluida con otros segmentos como los de Braun Strowman o Nia Jax que solo se generan para ocupar minutos dentro de la programación, eso genera una extraña convivencia.

Lo que se puede concluir de todo esto, es que Raw a pesar de tener un roster mucho más importante que SmackDown, el show azul a cargo de Bryan y Shane parece mejor en estas semanas, simplemente porque es más estable a la hora de entregar un show, algo que va de la mano de la duración del show, en resumen a Raw a pesar de entregar buenos segmentos y buenas luchas, estas tienen que convivir con segmentos y luchas sin real sentido, sin real atractivo, simplemente porque hay que llenar tres horas, para hacer todo más sencillo de comprender, Raw es un show inestable, mientras que SmackDown es más estable, así se pueden resumir las primeras 4 semanas tras el Draft.

También te puede interesar