Seth Rollins ¿uno de los mejores villanos en WWE en años?

Cuando Seth Rollins realizo el turn Heel (Villano) en contra Dean Ambrose y Roman Reigns aliándose con la Autoridad a principios de junio, estábamos un poco escéptico acerca de si la estrella realmente podría hacerlo bien como un Heel (Villano).

Rollins, con su físico más pequeño y divertido, y con un estilo imprudente en su golpes, simplemente parecía mucho más adecuado para el papel de un babyface desvalido, al igual que Jeff Hardy o Daniel Bryan lo fueron en el pasado. También nos preocupaba que estaría opacado por Triple H en la Autoridad en cuanto a las habilidades del micro y el tiempo que este tendría en pantalla.

Sin embargo, durante los últimos cuatro meses, Rollins ha demostrado a todos sus escépticos que pudo surgir como uno de los mejores actos de Heel (Villanos) en WWE en el año.

Parte de esto se ha debido al hecho de que ha tenido un gran aporte de Dean Ambrose. Ambrose está en racha en este momento como un salvaje y desquiciado babyface (héroe), y ha sido tremendamente divertido para ver tanto en los showsemanals como en las luchas que han entregado en los PPV.

Pero el crédito también tiene que ir a Rollins y sus actuaciones como un Heel (Villano) un papel en el cual ha prosperado.

Ahora, vestido con trajes caros de lujo, el ex luchador de Ring of Honor es uno de los puntales de cara Raw y SmackDown con un nuevo sentido de confianza.

En su mente, campeón o no, él es la verdadera estrella del show. Al parecer después de años de ser pasado por alto en favor de Ambrose y Reigns, él piensa que él es el único que debe ser todo.

Se siente como un carácter tridimensional real, una rareza en la lucha libre en estos días.

Él también brilló en la Autoridad. En lugar de ser un mero hombre de confianza como Kane o Randy Orton, se ha convertido en una parte crucial del grupo.

Sinceramente, en este punto se puede decir que él está haciendo más para el grupo de lo que el grupo está haciendo por él. Sin él, la Autoridad sólo estaría dominado por las travesuras cada vez más arrogantes e irritantes de Triple H y Stephanie, pero en temas de historia, en temas de show de Raw y SmackDown, en temas de PPV todo dentro del grupo parece estar relacionado con Rollins.

Rollins es un idiota

Rollins no es Brock Lesnar o Mark Henry: No puede irrumpir en la televisión y destruir a todos a la vista. Él tiene que usar su cerebro con el fin de navegar en su camino a la cima.

Por supuesto, él no siempre se ha beneficiado de una gran reserva por parte del equipo creativo. A pesar de su talento, la empresa parece un poco reacio a ir verdaderamente hasta el final con él o presentarlo en el mismo nivel de Lesnar y Cena. Mira su inepto encontronazo en Night of Champions 2014.

Claro, él tiene la oportunidad por el Campeonato Mundial Peso Pesado de la WWE, gracias a su maletín de dinero en el banco, pero ¿de qué sirve si no se le está construyendo para tener un largo y creíble reinado con el cinturón? (Las carreras en su defecto de Dolph Ziggler y Jack Swagger son la prueba del daño cuando se gestiona mal a un ganador del MITB.)

Lo ideal sería que la WWE diera pronto a Rollins el fuerte impulso que se merece. Tal vez los escritores podían reservar para derrotar a Cena u Orton de forma limpia en una lucha de individuales en breve.

Bueno, puede sonar como un paso valiente y arriesgado, pero la empresa tiene que darle algunas victorias importantes, y pronto, si es que quiere ascender a la cima.