Porque Roman Reigns debe seguir con The Shield

Si vamos al último Raw, fue un espectáculo que se escudó mucho tras The Shield, sobre todo luego de dar a conocer la lesión de Daniel Bryan, el grupo fue parte de varios segmentos, incluyendo el segmento de apertura, en donde vimos una promo en contra de Evolution.

Roman Reigns WWE

Ambrose y Rollings fueron sólidos en sus papeles, Roman Reigns, el cual es considerado como la estrella superior del grupo y uno de los favoritos dentro de la compañía, Reigns parecía algo nervioso, de los tres fue el que entrego la promo más escueta.

Desde su debut, Reigns ha encajado muy bien como el músculo del Escudo. A menudo es considerado como el integrante más fuerte del grupo, algo que le viene muy bien al ex defensa de fútbol americano.

La poca experiencia de Reigns entregando promos nunca fue tan evidente como lo sucedido hace una semana atrás.

Para todos quienes creen que estamos listos para ver Reigns estallar como una estrella solitaria, es fácil olvidar lo mucho que se ha beneficiado trabajando en un equipo con el Escudo.

Ademas hasta ahora el repertorio de Reigns es algo limitado, es cosa de ver los combates de The Shield como se han logrado complementar los integrantes, con cosas como mesas rotas, sillas, estipulaciones y principalmente a que los focos no están solo en un hombre.

The Shield Unido

Hay que pensar de la siguiente forma con Roman Reigns, tiene el Superman Punch, las patadas al borde del ring y la lanza. Ahora si lo llevamos a una lucha individual posiblemente de main event, aún quedan cerca de 20 minutos para llenar.

WWE fue inteligente al notar estas falencias, es cosa de recordar que en un momento The Shield se separaría para formar una carrera individual de Roman Reigns, finalmente el equipo se ha mantenido unido y ha sido lo mejor de cara al espectáculo.

Hay que pensar como están funcionando las cosas actualmente en WWE y como el público ha logrado cambiar varias cosas, por ejemplo el fenómeno de Daniel Bryan. Ahora veamos un poco hacia el futuro, si The Shield logra imponerse a Evolution, y reigns queda como un luchador estelar, prácticamente el seria el elegido, tal como lo fue Batista en su regreso este 2014. Como Batista puede decir este papel no es muy querido por los aficionados.

Por muchas razones, Roman Reigns está mejor con el escudo hasta que la WWE puede crear una transición suave. Esperemos que, para ese entonces, sea un producto terminado listo para liderar la próxima generación de la WWE y no un intento fallido.