Roman Reigns el impopular favorito a ganar el Royal Rumble

Roman Reigns favorito impopular ganar

Si Roman Reigns es el próximo John Cena, podrá ciertamente confirmarse en Filadelfia.

Desde que regreso en TLC 2014, WWE no ha hecho ningún esfuerzo para esconder que Reigns es su gran favorito para ganar el Royal Rumble.

Reina ha sido alimentado con Fandango, y en múltiples ocasiones se quedó mano a mano con el Big Show, hasta que finalmente le enfrento el lunes por la noche, en una lucha bastante discreta, en donde incluso se escucharon cánticos de aburrido. Ademas, Reigns sigue siendo la única estrella de WWE que ya está confirmado para ser parte de la batalla real, al menos así era la última vez que comprobé.

Muchos fans de la lucha libre de esta época tenemos una tendencia a rechazar a cualquier estrella de WWE que sentimos que se nos está imponiendo de manera forzada sobre otros.

La lesión de Reigns redujo la historia de que WWE construyera metódicamente al luchador hasta ser el evento principal. Ahora que vuelve justo antes de la temporada de WrestleMania, WWE quiere contar una historia convincente en su regreso, pero desde entonces ha sido reservado dominante sobre todos para compensar el tiempo perdido.

Una situación similar que jugo Batista a principios del 2014. Su repentino regreso en enero llevo a la resistencia de los fanáticos que preferiríamos ver a un competidor que realmente se mereciera ese lugar como Daniel Bryan. Y mientras que Reigns presenta la opción más viable de no sólo ganar el Royal Rumble, sino que también eventualmente desbancara a Brock Lesnar, pero él no ganará su lugar en el público que se resiste al modelo de WWE de imponer luchadores por sobre otros que realmente tienen talento y entregan gran espectáculo.

En este punto, WWE no necesita anunciar a nadie más para el Royal Rumble, ya que Reigns ha sido demostrado claramente como el tipo que innegablemente realizara su viaje hacia el título en Wrestlemania 31.