En que ha fallado la rivalidad de Ambrose vs Jericho

WWE en las últimas semanas ha enfrentado a Chris Jericho y Dean Ambrose en lo que parecía una decisión correcta, sin embargo, algo aún está ausente en esta historia, algo que se puede resumir en problemas con la motivación y el tono que ha sostenido esta rivalidad, algo que no le ha permitido alcanzar su pleno potencial. Ambrose y Jericho encajan bien y tienen un montón de cosas para desarrollar, pero la narrativa de esta historia es el punto más bajo hasta ahora.

Si miramos al pasado, desde el mes de septiembre se hablaba de que Ambrose y Jericho se enfrentarían probablemente en Wrestlemania 32, sin embargo, Ambrose enfrentó a Lesnar y Jericho a Aj Styles.

En las semanas siguientes a WrestleMania 32, el lunático y Y2J finalmente comenzaron este feudo. Entonces, dividamos todo lo que esta historia nos ha dejado.

Lo bueno

Ambrose y Jericho son enemigos ideales. El primero es una estrella emergente que necesita algunas victorias para continuar con su ascenso. El último es un veterano bien establecido y un futuro Salón de la fama que puede ser un buen trofeo para Ambrose.

Ambrose vs Jericho

Es fácil ver la raíz de la historia y como sus personajes se diferencian, por ejemplo, Ambrose es un trabajador valiente, sencillo y un favorito del público, mientras que Jericho es un villano de primer orden.

Sin embargo, la rivalidad de dos personajes bastante diferentes tiene un gran problema, todo este odio se siente vacío, lo que nos permite hablar de lo malo.

Lo malo

Algunas de las más grandes rivalidades de la WWE se han centrado en temas como la venganza, la traición y la desesperación. Jericho vs Ambrosio carece de la seriedad de esas historias.

La rivalidad comenzó cuando Shane McMahon cancela el segmento Highlight Reel de Jericho a favor de un programa de televisión que básicamente es lo mismo pero con Ambrose.

El hecho de que algo tan trivial de inicio a su guerra, no hace que esta historia se sienta realmente importante.

La historia ofrece muchos espacios en blanco, especialmente si tenemos en cuenta que esta historia originalmente estaba planeada para cuando Jericho, Ambrose y Reigns hicieron equipo en Night of Champions el año anterior.

Hace un poco más de un año, los dos se asociaron a Reigns para hacer frente a la familia Wyatt. Jericho terminó costandole la lucha a Reigns y Ambrose y en lugar de pedir disculpas, Y2J se fue empujando a ambos sin dar explicaciones.

En ese tiempo hubiese tenido sentido que la enemistad entre Ambrose y Jericho fuera en ascenso, especialmente si sumamos el antecedente de que Ambrose fue quien elimino a Jericho en la batalla real, sin embargo, en medio de todo eso hubo un gran vacío argumental ya que WWE traslado a Jericho y Ambrose a historias totalmente diferentes y ahora recién los volvió a unir sin tomarse el tiempo de escribir una nueva historia que llenar ese vacío de tantos meses.

En resumen, creo que la flojera del equipo creativo de WWE de llenar esos vacíos, nos ha dejado con una rivalidad que hasta ahora nos parece algo sin sentido y sin una motivación fuerte. Algo que para cualquier otra rivalidad podría no importar mucho, pero viendo el potencial e importancia que tendría originalmente, parece una nueva oportunidad perdida para WWE.