Cosas que odiamos de Wrestlemania

WrestleMania en los tiempos modernos suele ser increíblemente, y bueno, ahora está a punto de llegar en su edición número 32.

En los viejos tiempos, la compañía supuestamente tenía 4 eventos considerado como los grandes, Royal Rumble, WrestleMania, SummerSlam y Survivor series, sin embargo, Wrestlemania está en un peldaño superior.

Pero no todo es grandioso, hay ciertas cosas que como fanáticos siempre nos han desagradado y bueno, ocupamos este espacio para hablar de aquellas cosa.

Hay demasiado tiempo que llenar

Miren, es genial que Wrestlemania dure 4 horas, esto como una manera de diferenciar a este evento del resto, el problema, muchas luchas simplemente se generan al azar para completar la extensa cartelera.

Eso sin mencionar que a menudo tenemos la participación de estrellas de la música, quienes torpemente juegan a que los aficionados en la arena realmente están interesados por ellos. A eso súmenle el tiempo que toma estas mini presentaciones y el tiempo que toma armar sus escenografías y luego retirarlas. Es muy diferente tener a una estrella cantando en vivo la entrada de un luchador, a tener un mini concierto de la estrella invitada.

Para este año, tres luchas quedaron fuera del evento en sí, la lucha por el título de los Estados Unidos, la lucha por equipos de divas y The Dudley Boyz vs The Usos. Por cierto, se espera la presentación en vivo de Flo Rida.

La extraña necesidad de meter a todo el roster en Wrestlemania

batalla real wrestlemania

Esta especie de mal se ha dado bastante en los últimos años. Es como si detrás de cámara en backstage los creativos se miren y piensen, tenemos a un montón de tipos sin hacer nada todas las semanas, pero debemos incluirlos en este evento, ya se, una batalla real, luchas por equipos y luchas de escaleras con numerosos participantes.

Es genial que tantas personas con talento puedan generar un poco de dinero extra, pero el tiempo dedicado a sus personajes el resto del año sería algo mucho más útil. Por ejemplo, Zack Ryder es un hombre que estaba en NXT y por lo general de vez en cuando aparecía en los show de Main Event. Para quienes realmente no prestaban atención, no les culparía de pensar que el tipo había sido despedido hace años de la empresa, pero no, seguía con vida.

Ese tipo sin real trascendencia, ahora es aspirante al título intercontinental.

Como sea, hay un montón de personajes en cartelera que no deberían estar en el espectáculo más grande del año, pero de igual manera, se fuerza su participación, por lo general, con una participación intrascendente. Hablamos de Wrestlemania, la supuesta vitrina de los inmortales, no la exhibición de todo el roster que sigue siendo desperdiciado, por cierto, ese desfile se verá en la batalla real.

La narración está muerta

El camino hacia a Wrestlemania o Road To WrestleMania como nos gusta decir a algunos, solía ser una verdadera experiencia, bueno, eso parece que este año ni siquiera asomo en nuestro panorama. Hablamos del espectáculo más grande del año, el cual se solía constituir en base de historias importantes, Wrestlemania era la culminación de algo.

En lugar de generar un clímax dramático, la empresa ha comenzado a trabajar en la construcción de Wrestlemania, cuando solo quedaba un mes para el espectáculo.

Echemos un vistazo rápido a la cartelera de este año. La saga de Reigns vs la autoridad ha estado sucediendo desde TLC del año pasado, cuando Reigns se quebró después de no poder recuperar el título frente a Sheamus. Avance rápido y la lucha titular de Wrestlemania se pactó solo en Fastlane.

Asimismo, Shane McMahon no regresó hasta la noche después de Fastlane para establecer la lucha de Hell In A Cell con el Undertaker y Brock Lesnar vs Dean Ambrose también se generó esa misma fecha. Esta construcción tan sobre la fecha, se reflejó en que las ventas de los boletos para este año, fuera más lenta en comparación con otros años.

El main event suele decepcionar

wrestlemania 18 jericho vs hhh aburrido

La última lucha del show, el evento principal, la lucha que debe paralizar al mundo, suele no ser lo mejor del show. WrestleMania tiene una historia significativa de hacer que el evento central realmente no sea lo que esperaban los fanáticos y muchas veces otros espectáculos simplemente se roba la energía de los fanáticos, haciendo que sobre el final, terminemos con un estadio silente.

Cena vs Miz en WrestleMania 27 fue un teaser para lo que sería el evento principal de WrestleMania 28 de Cena vs The Rock, y todo el mundo quería ver la lucha de Hogan vs Flair en WrestleMania 8, no la lucha de Hogan vs Sid.

En WrestleMania 21, la calidad de los combates entre el Undertaker vs Orton y Kurt Angle vs Michaels opaco la lucha de Cena vs JBL y Triple H vs Batista en la zona superior de la cartelera.

Wrestlemania 25 debió haber cerrado el show con el Undertaker vs Shawn Michaels, no con Triple H vs Orton, ya que después del primer enfrentamiento, el público tras una montaña rusa de emociones, realmente ya no invirtió su atención en lo que venía después.

Del mismo modo, Triple H y Y2J en el evento principal de WrestleMania X8, pasó a segundo plano al tener la lucha de The Rock vs Hogan en la misma cartelera. Y podríamos seguir un largo rato criticando el orden de las luchas.

Lo veríamos aunque nos ofreciera cualquier cosa porque es Wrestlemania

Todas las semanas nos solemos quejar de la calidad de los show de la WWE, y de vez en cuando amenazamos con dejar de ver los show, incluso hay quienes vemos SmackDown cada vez menos, pero de igual manera, estaremos el domingo frente a nuestra televisión, incluso hay fanáticos que no ven la WWE en todo el año, pero conocen de la existencia de Wrestlemania y también estarán frente a los televisores el domingo.

Wrestlemania es el evento que todos ven, incluso si no tienen la menor idea de cuál es la cartelera del evento.

Wrestlemania 32, tal como ha sido con los otros Wrestlemania, será el evento más visto del año de la WWE, eso es una realidad, simplemente porque es Wrestlemania, no porque realmente las expectativas sean altas, así que en realidad, nos odiamos a nosotros mismos en este punto.