¿Quién es el mejor campeón secundario Owens o Ambrose?

En la actualidad, pareciera que SmackDown consiguió un mejor producto cuando cambio al campeón intercontinental por el campeón de los Estados Unidos.

Owens ha sido el más consistentemente campeón de toda la WWE en la actualidad. El hombre que se hace llamar la cara de América trabaja constantemente en el ring, ha sido excelente en el MIC y contó con una rivalidad superior. Algo que ningún otro campeón enfrento el último mes.

En cuanto a Ambrose, una falta de dirección clara le está robando una oportunidad de tener un reinado memorable, de hecho, ninguno de sus reinados realmente lo calificaríamos de esa manera, una gran mancha en el carácter del ex Shield.

Ambrose ganó el título intercontinental en enero en SmackDown. Owens primero le arrebató el Campeonato de los Estados Unidos a su ex mejor amigo Chris Jericho en WrestleMania 33 en abril, para después perder ante Jericho en BackLash y lo recupero en el show siguiente.

El oro ha sido el catalizador de un cambio en el carácter de Owens, ya que ha crecido más sombrío y egoísta.

Por el lado del lunático, este ha producido algunos momentos divertidos. Pero su éxito como campeón intercontinental no existe.

La diferencia en carácter y promos

Desde que logro el título de los Estados Unidos, Owens ha tomado una página del Jericho del 2008. Ha empezado a usar trajes, se ha vuelvo más insensible y frío.

Se ha comenzado a llamar la cara de América. Eso ha llevado a una mezcla de la típica retórica en contra del país más odiado del mundo, hogar del tío Sam y una hinchazón significativa de su ego.

Esta versión de Owens tiene un montón de potencial.

Se ha ido el tipo sabio que vimos en RAW. Este megalómano más vicioso podría fácilmente ser uno de los mejores actos de WWE. Además, KO obtiene puntos de bonificación por sus tácticas constantes de un buen villano clásico. Hay algo satisfactorio de ver para la vieja escuela (Donde nos incluimos) en cosas simples como en los show en vivo, ignorar el dar autógrafos y romper carteles en contra. (Fuera de los show Owens es de los más cercanos y amables con quienes se le acercan).

El personaje actual de Ambrose está menos definido.

Él es chiflado y audaz, pero no tiene mucha oportunidad de demostrar algo realmente. El mejor escaparate reciente de su personaje fue cuando en backstage comenzó a hacer entrevistas por una noche en RAW. Un papel que en realidad no es parte del luchador.

Owens gana en esta categoría al analizar a sus personajes porque su acto es más fresco y se dirige en una dirección clara. Los escritores de la WWE no le han dado a Ambrose realmente ningún camino en sus reinados.

Calidad de luchas

La batalla de Ambrose frente a Baron Corbin en WrestleMania 33 puede ser analizada como una de las grandes decepciones.

Fue fácilmente uno de los peores episodios de la noche. Carecía de energía y no pudo construir la animosidad que los dos hombres tenían en la previa durante su feudo.

En cierto modo, solo otra muestra de que el reinado actual de Ambrose es decepcionante.

La revancha post-WrestleMania, en donde Corbin y Ambrose lucharon en una pelea callejera, era mucho mejor. Luego tenemos luchas más estables ante el Miz y Elías Samson, pero ninguna ha sido tan memorable, especialmente cuando la primera de esas luchas término de una manera torpe con un DQ que le permitió a Ambrose seguir con el título. Algo que sigue mostrando a Ambrose como un idiota.

A pesar de que Ambrose ha sido campeón por un tiempo más largo que Owens, es el campeon de los Estados Unidos quien tiene mejores luchas con el título en la mano.

La trilogía de Owens vs Jericho surgió como un clímax estelar. La lucha en donde el golpeador reclamó su título y puso a su ex amigo fuera de la escena, es un drama narrativo mucho mejor construido.

Después de eso, AJ Styles se acercó a la lucha por el título de los Estados Unidos. Los dos prosperaron en BackLash, en donde un final algo opaco empaño en algo lo que fue la mejor lucha de dicho evento. Al menos hubo un ganador que logro imponerse a otro de manera “legal”.

El patrón últimamente ha sido lanzar a Owens en luchas por equipos en SmackDown, esto en la previa de Money In The Bank. A pesar de esto último, Owens ha superado a Ambrose en el ring como campeón hasta ahora.

Historias y rivalidades

SmackDown le ha dado a Owens la mejor oposición. Él comenzó su reinado con una verdadera leyenda como lo es Jericho, está enredando actualmente con el mejor ejecutante de WWE Aj Styles y hay evidencias claras para pensar que entrara en una rivalidad con Nakamura.

Eso ha facilitado que Owens tenga éxito.

Ha destrozado a Jericho en su ausencia y el título de los Estados Unidos ha permanecido en el centro de todo, incluso por sobre el título de WWE.

En Raw, Ambrose se encuentra en una repetición de una pelea que vimos a finales del 2016 e inicios del 2017, una que ya se realizó en SmackDown. A pesar de incluir a dos personas talentosas, ha sido difícil emocionarse debido a que es una repetición de algo demasiado reciente.

Tampoco se ha prestado mucha atención a la disputa del Miz y Ambrose. Ni siquiera fue parte del evento Payback a finales de abril.

Los dos se enfrentaran en Extreme Rules en una lucha en donde si el campeón pierde por descalificación, perderá el título. Algo que nació cuando Ambrose ataco con un golpe bajo al Miz durante una lucha por el título en Raw.

Un feudo que tendrá una estipulación bastante vaga. No avanza la historia de ninguna manera, y hace que Ambrose parezca un idiota, no un “desquiciado” Babyface.

Desafortunadamente, Ambrose no ha tenido mucha oportunidad de crear una buena imagen como campeón. Su historia no ha sido de ningún perfil alto. Y ha tenido sólo dos defensas por el título en todo el año.

Uno podría argumentar que no ha tenido muchos minutos, pero de seguro que no ha habido mucho planeado para exponer en tv por más tiempo.

En resumen, Owens lo ha superado fácilmente como el mejor campeón actual de WWE.