¿Por qué Kevin Owens como campeón universal es un fracaso?

Kevin Owens es uno de los luchadores más populares de WWE en la actualidad y con razón. Él es un luchador tremendo, no sólo es de los mejores oradores de su generación, su ingenio agudo hace que sea difícil no entretenerse con él. Owens merece cada éxito que llega a su carrera después de estar 16 años en el negocio y ha justificado completamente su posición en la zona superior de WWE.

Por desgracia, su reinado como campeón Universal ha sido un completo fracaso.

Owens se ha convertido fácilmente en el campeón más débil que ha tenido WWE desde Rey Mysterio, y es difícil ser entusiastas sobre la escena principal de Raw en este momento. Owens, Reigns, Seth Rollins y Chris Jericho son un grupo que cuenta con algunos de los mejores artistas en WWE, pero eso de igual manera ha generado la escena titular menos atractivo de la empresa, y es todo culpa de la manera en como WWE han manejado a su campeón Universal.

El comienzo

Tan emocionante como fue la coronación de Kevin Owens, su reinado Universal estaba condenado desde el principio.

La traición de triple H a Seth Rollins fue un momento impresionante, pero vino a expensas de la credibilidad de Owens. El juego vs Seth era el objetivo inmediato, sin embargo, una de las historias más interesantes de los últimos años nunca se concretó.

Al final, todo este panorama evoluciono en un montón de luchas entre Owens y Rollins que terminaban siempre de la misma manera, Jericho intervenía y hacia perder a Rollins, la repetición excesiva y la falta de uno de los factores importantes de la coronación de Owens como lo fue HHH, terminaron generando la rivalidad más genérica y sin un punto claro entre Rollins y Owens.

La falta de protección al campeón

En teoría, el campeón Universal de WWE debe ser el mejor luchador de Raw. Debe ser el mandamás de la marca y si sostiene el cinturón, debe ser el competidor más fuerte. Cada superestrella lucha con el objetivo de eventualmente convertirse en el mejor y el cinturón debe simbolizar esas cualidades.

El campeón Universal debe ser imbatible, pero no es el caso de Kevin Owens. Owens suma un récord de 12 victorias y 9 derrotas.

Owens tiene 12 victorias, pero ¿Cuantas fueron de manera limpia? Dos y ambas fueron contra Sami Zayn en Raw. Todo lo demás está teñido por interferencia, distracción o alguien más logrando el pinfall en luchas por equipos.

Victorias Incompletas y nueve derrotas son demasiadas para un titular en un periodo de cinco meses.

Owens pierde casi tan a menudo como el gana, WWE lo presentan como alguien que no es tan difícil de derrotar, especialmente si se le enfrenta en luchas de singles.

Si le comparamos con próximo rival, Roman Reigns, este solo tiene una derrota limpia en televisión desde que regresó de su suspensión por la política de bienestar y el tema tras de eso es demasiado evidente. Luego WWE se pregunta porque esta rivalidad es tan criticada.

El problema con sus rivales

Kevin Owens vs Roman Reigns aburrido

La escena principal de Raw es un lío constante en donde los villanos rutinariamente dibujan las alegrías más grandes en el show, esto por sobre los tipos buenos, algo que tiene mucho que ver con los personajes de Roman Reigns y Seth Rollins.

Rollins como un face ha sido convincente. Mientras que hubo decepción generalizada cuando regreso con su viejo personaje de villano después de volver en Extreme Rules el año pasado, su eventual turn Face no ha sido todo lo que uno esperaba. Rollins es tan impresionantemente como un artista, que muchas veces se beneficia de ser el villano de la historia, especialmente cuando su turn face se basaba en la traición de HHH, algo que nunca conto con la continuidad que se necesitaba, en resumen, Rollins quedo a la deriva con este personaje face.

Reigns mientras tanto, sigue siendo el luchador que más divisiones genera en el mundo. Recientemente se convirtió en el primer babyface en la historia en ganar el premio del “Más odiado” que entrega PWI, y sus reacciones negativas en la multitud son regulares. Él es un matón petulante, adulador y que es casi imposible de creer y WWE no dan señales de cambiar algo.

El reinado de KO hubiera sido más agradable si tenía auténticos face (Tipos buenos) a los cuales enfrentar.

Es un luchador secundario

El convertirse en campeón Universal de WWE no ha reducido el tiempo de Kevin Owens en Raw, pero raramente un supuesto campeón superior se ha sentido tan poco importante como el titular Universal.

Aunque técnicamente fue relegado a la división del título de Estados Unidos por un tiempo, Roman Reigns se ha mantenido siendo la pieza central de Raw a pesar de su suspensión el año pasado. WWE le sigue tratando indiscutiblemente como el más importante de Raw y su registro supera enormemente al titular más importante.

Luego tenemos a Goldberg y Brock Lesnar, dos protagonistas cuya credibilidad fue creada en una época pasada, sin embargo, están muy por encima de Kevin Owens.

Agregamos a Seth Rollins y Triple H a la lista, y KO, recién después de todo ellos, es realmente el más importante para WWE. El poner a tantos nombres por sobre Owens, claramente ha hecho que su reinado sea uno de los peores de la era reciente.

La construcción artificial de Royal Rumble

Como si su feudo con Seth Rollins no fuera lo suficientemente malo, WWE no ha hecho su mejor esfuerzo para llevar cosas a un nivel completamente nuevo con la trama actual de Owens. Él y Roman Reigns lucharan por el título Universal de WWE en el Royal Rumble, en una historia que no ha tenido sentido desde el comienzo.

El reservar un campeón vs campeón como historia siempre es algo arriesgado, y la situación de Reigns vs Owens sólo ha logrado que la división del título de los Estados Unidos desapareciera. Las cosas deben mejorar ahora que el cinturón ya no se encuentra acumulando polvo en el hombro de Reigns, de igual manera, el título ha sido una ocurrencia tardía durante meses gracias a la mala reserva de WWE.

La primera lucha del dúo llegó a Roadblock, cuando Chris Jericho ataco a su mejor amigo y este gano por DQ. Otra defensa del título manchada para Owens y otra forma de hacer que Reigns no sea derrotado realmente.

KO vs el favorito del vince mcmahon

Mick Foley decidió que estaba harto de Jeri-Ko y salió con lo que él creía era el plan perfecto. Jericho se suspenderá sobre el ring en una jaula de tiburones, pero Nxt Takeover: Toronto demostró que este tipo de luchas no es infalible. El manager de Author of Pain Paul Ellering todavía encontró una manera de influir en el final dejando caer una cadena desde la jaula, además, con eso de que la lucha será sin DQ, nada impide que Y2J realice lo mismo.

La única instancia en la que WWE dejó que Kevin Owens se viese fuerte, fue cuando con Jericho terminaron el reinado con el título de los Estados Unidos de Reigns, pero eso fue una rara mancha brillante.

El domingo por la noche, el título Universal seguirá en el hombro del más débil campeón que WWE ha tenido en años, o un babyface que a nadie le gusta. Todo eso está lejos de ser ideal y WWE tiene muchos meses de mal trabajo para deshacer si desea que la correa más importante de Raw se sienta como un premio legítimo.


También te puede interesar