¿Está James Ellsworth arruinando SmackDown?

James Ellsworth ha pasado de la oscuridad a ser parte de la escena central de SmackDown.

Cada semana, Ellsworth continúa ejecutando su improbable historia en WWE, siendo un favorito del público e interfiriendo en luchas relacionadas por el campeonato más importante de WWE. Pero, ¿cuál es el final de esta historia? En opinión de este autor, Ellsworth es simplemente el siguiente Hornswoggle, mantenido en televisión para generar un alivio cómico y de vez en cuando, un momento ocasional “impactante”. Para ser justos, este representa a alguien con que el universo de WWE puede relacionarse, en el mismo sentido que sucedió con alguien como Daniel Bryan. Vemos a Ellsworth y creemos que nosotros mismos podemos estar en WWE simplemente con suficiente trabajo duro, en la realidad eso es una gran mentira.

La mayor parte del universo de WWE fue introducido al fenómeno Ellsworth durante un episodio de julio de RAW cuando él fue masacrado por Strowman. Los fanáticos parecieron gravitar alrededor del perdedor rudimentario debido a su llamativa promo antes de la lucha donde declaró desafiante “cualquier hombre con dos manos puede pelear”. Strowman derrotó a Ellsworth en poco más de un minuto, pero Ellsworth se vería otra vez en Smackdown en septiembre, gracias a un carisma que ya se quisiesen otros hombres impulsados sin mayor éxito por la empresa.

A su favor, Ellsworth es consciente de su extraño lugar dentro de la jerarquía de WWE. Al parecer, está bien con ese papel.

Y dentro de lo extraño que es WWE, ha encontrado un aliado poderoso, Vince McMahon. Pareciese que el jefe lo ama más que a sus pasados amores amazónicos enormes, dejando de lado el prototipo del amante de tipos musculosos aduladores. No estamos insultando a Ellsworth aquí (Quizás si un poco a Vince), pero no hay nada contrario a la realidad, pero eso es un camino muy delgado y es fácil caer de él.

Mientras que los fanáticos pueden deleitarse con este tipo que es “uno de los suyos” la explotación de tal fenómeno en Smackdown, puede estar saliéndose un poco del carril de lo que puede ser tolerable. Ellsworth no es el segundo Daniel Bryan. La posibilidad de Ellsworth sosteniendo algo parecido a un Campeonato de WWE es aproximadamente ninguna. Él sirve como un bufón para la pelea de Styles/Ambrose que ha estado ocurriendo desde principios de octubre y no puede hacer mucho más cuando todo esto termine.

Al menos por ahora, Ellsworth está contento con que la suerte llegara a su vida y parece que a los fanáticos no le molesta esto. Pero es inevitable no pensar a futuro y preguntarse ¿Lo veremos en Royal Rumble? ¿Wrestlemania? ¿Puede seguir en SmackDown sin arruinar el show?

Tres preguntas que no son muy difíciles de responder, probablemente lo veamos en Royal Rumble como un acto cómico, Wrestlemania es un escenario más improbable y finalmente, Ellsworth probablemente no tenga una vida en WWE tan larga como para realmente hacer que nos cansemos de su personaje y al final, probablemente nos preguntemos que habrá sido de él una vez que este desaparezca de WWE.

Nota en colaboración con Pedro (Peyochile).

También te puede interesar