Reporte: Bill Goldberg interesado en una lucha en Wrestlemania 31

¿Podríamos ver a la legendaria estrella de WCW Bill Goldberg en WrestleMania el próximo año? un informe reciente, nos dice que es una posibilidad muy real.

En esta semana de lucha el Wrestling Observer Newsletter, escribe que la estrella está abierta a hacer una lucha. Sólo depende de si la WWE puede hacer que el luchador ya retirado, salga de este retiro con una buena oferta monetaria.

“Bill Goldberg definitivamente tiene interés en hacer una lucha en WrestleMania 31 si se le ofrece el trato adecuado. Ese fue también lo puesto sobre la mesa el año pasado y no se logró cerrar el acuerdo, porque las pretensiones de dinero de Goldberg eran demasiado altas. A pesar de eso Goldberg se ha mantenido en forma, con entrenamiento casi a diario”

Goldberg, por supuesto, tuvo una carrera bastante mediocre con la WWE a principios del 2000.

No es para nada arriesgado decir que Vince McMahon y sus escritores en el pasado no captaron la naturaleza y el atractivo de su personaje super-duro y serio.

Goldberg WWE

Nunca esto fue mejor ilustrado como en el segmento de backstage verdaderamente horrendo en el que Goldberg interactuó en un acto de comedia con Goldust, que culminó con el ex campeón de WCW tratando de usar una de las pelucas de su nuevo amigo.

Sí, no escribí mal. Y hay material de esto. Más que avergonzarse del clip de esta historia y ocultar su vergüenza, WWE está tan orgulloso de la obra de teatro que ha puesto esto en su canal oficial de YouTube para que todo el mundo lo pueda ver.

Sinceramente, fue un pequeño milagro que la estrella no dejara la empresa en ese mismo instante y corriera todo el camino hasta el aeropuerto en un estado frenético después de ver que en el guion. ¿Quién lo habría culpado? Incluso ahora, yo apuesto a que si le preguntabas sobre ese pequeño segmento, él afirmaría que fue un doble o una imagen generada por computadora.

No es de extrañar que este ansioso por volver por una lucha más a WWE. Probablemente está dispuesto a borrar los recuerdos espantosos de las mentes de los aficionados.