Goldberg ganando Royal Rumble ¿Seria algo positivo o negativo?

Cuando Goldberg salió de Survivor Series 2016, la multitud estaba en silencio porque básicamente estaban sorprendidos, bueno, al menos en mi hogar realmente me preguntaba si lo que estaba viendo de verdad sucedió o no, es decir, nadie pensaba que la lucha Goldber vs Brock Lesnar duraría menos de 3 minutos. Con ese panorama, nadie sabía cómo realmente reaccionar ante un resultado tan extraño y repentino.

WWE trato de responder algunas preguntas la noche siguiente, en donde Goldberg anuncio que sería parte del Royal Rumble match, una prueba de que la compañía tenía planes a largo plazo para este veterano.

Entonces, si nos preguntamos si Goldberg de nuevo da una sorpresa y gana la batalla real ¿Sería algo positivo para WWE? ¿Qué debemos responder?

Siendo muy optimistas, esto haría que tendríamos una historia titular prefabricada para Wrestlemania 33.

Para desarrollar aún más la idea, el regreso de Goldberg a WWE genero una enorme cantidad de interés y no solo de fanáticos, WWE gano un montón de atención por parte de los medios de comunicación e hizo que los fanáticos más nostálgicos sintonizaran una vez más WWE. Con todo eso, el ponerle a la cabeza de Wrestlemania volvería a generar todo lo anterior, pero amplificado.

Incluso no importaría su oponente.

La historia sería fácil de vender, Goldberg volvió para demostrar que todavía podía ser el hombre que alguna vez fue, el rival en este caso sería lo menos importante de la historia y eso llegaría a ser peligroso para el hombre que WWE le ponga enfrente.

WWE tendría una historia tan simple y corriente que le generaría un montón de dinero por el simple hecho de poner a Goldberg de nuevo en la escena titular. Otro aspecto positivo es que genera un montón de novedad, algo que tanto necesita Raw en su escena principal.

WWE, especialmente Raw tienen un problema frecuente. Hay muy pocas luchas que aún no han sido realizadas. Por el lado de WrestleMania, debe ser un evento para luchas que los aficionados no han visto nunca antes.

Goldberg frente a cualquiera que no sea Lesnar sería un encuentro fresco.

Al ganar el Rumble, Goldberg garantiza que él no sólo no enfrentaría otra vez Lesnar en WrestleMania (Que es el plan más evidente de WWE), también garantiza un evento central que no se ha visto en el pasado.

En el lado negativo, el estado real de Goldberg.

Goldberg ya tiene su legado y fácilmente puede ser admitido en el salón de la fama de WWE, con eso dicho, un triunfo en el Royal Rumble es uno de los principales logros que cualquier superestrella de WWE se beneficiaría más que Goldberg.

Sólo por su nombre, Goldberg ya es atractivo. Hay una emoción intangible unida a la idea de ver a Goldberg en el ring una vez más.

Si Goldberg no gana el Royal Rumble, él seguirá siendo un luchador con un nombre atractivo, por lo que una victoria no ayuda a Goldberg, es más, seria perder una valiosa oportunidad para promover WrestleMania, algo que básicamente se ha visto en los últimos años del Royal Rumble, esperemos que Royal Rumble 2017 realmente no sea otra oportunidad perdida.

Y hay que hablar del físico de Goldberg. Es innegable que a simple vista luce espectacular y a mis 50 me gustaría verme si quiera la mitad de bien que se ve este sujeto, pero el cardio es un tema muy diferente. Hoy en día, nadie sabe lo que Goldberg todavía puede hacer en un ring, un tema serio cuando se traslada al evento central de Wrestlemania.

Lo poco que se ha visto de Goldberg en su regreso, nos sugieren más que nada que Goldberg tiene un pésima resistencia cardiovascular y que el simple acto de ingresar al ring ya le genera un agotamiento.

Por lo general los eventos principales de Wrestlemania están destinados a durar más de 20 minutos, por el lado de Goldberg, sería muy raro si quiera verle luchar por más de 10 minutos. La edad lamentablemente no pasa en vano.

Lo que nos lleva a otro tema, otra vez seria relegar a un luchador a tiempo completo por un regreso a tiempo parcial.

En el pasado, la batalla real ha terminado con ganadores que en gran medida fueron rechazados por la multitud, sobre todo debido a la falta de promoción de nuevos talentos. La lista de ganadores incluye a Batista y Triple H, que eran luchadores a tiempo parcial. Por ya una década, no se ha tenido una victoria en el Royal Rumble que llevara a un gran evento central en WrestleMania.

Una victoria de Goldberg seria más de lo mismo que antes se señaló, sería desprestigiar aún más la idea por parte de WWE sobre que han entrado en una nueva Era.

De igual manera, al final del día, todos sabemos que el plan de WWE es repetir un Goldberg vs Brock Lesnar en Wrestlemania 33, por lo que esta nota solo sirve para consumir unos minutos de nuestro día, seamos optimistas a la hora de pensar que el Rumble y especialmente el Wrestlemania de este año, no repitan lo que fueron sus homónimos del 2016.

También te puede interesar