¿Es Shane el mejor para eliminar a la “autoridad”?

Por dos semanas hemos visto como Shane McMahon ha estado haciéndose cargo de Raw, un deseo de su personaje en la previa de Wrestlemania 32, el cual perdió el derecho de hacerse con el control de Raw, pero por una serie de razones, el resultado de que Shane se haga cargo de Raw, de igual manera se concretó. Más allá de que es una pésima narrativa para explicar porque Shane se está haciendo cargo de Raw, lo está haciendo y al parecer de buena manera.

Por supuesto, este poder de Shane es solo en pantalla, ya que detrás de ella, todos sabemos (bueno no todos) que Vince McMahon es quien sigue tomando las decisiones importantes, pero de igual manera, dentro de la narrativa, la presencia de Shane ha estado marcada con una serie de modificaciones, por lo que se ha logrado de cierta manera, generar un contraste entre el mando de Shane y el mando de la autoridad (HHH y su esposa).

Ambrose vs HHH Raw

Por ejemplo, La autoridad, esa facción de HHH y Stephanie, normalmente iniciaba los show de manera clara, con un discurso en contra o interrumpido por el Face de turno y ese era el puntapié inicial del show. Luego se anunciaban un par de luchas sin mucha importancia y una serie de “pruebas” a superar por los tipos buenos moralmente, una fórmula que realmente ya estaba muy desgastada.

En cambio Shane ha permitido poner el foco sobre la acción de todo el show de Raw, dando una mayor importancia a las luchas que suceden en el show, lo que debería ser suficiente para que público regresará la próxima semana y sintonice el evento de cada mes.

Otra vez, es bueno señalar que Shane McMahon no es quien toma estas decisiones, sigue estando el mismo equipo creativo detrás de todas las decisiones, pero parece que el personaje de Shane permite implementar historias y situaciones diferentes que con los personajes de la autoridad parecieran no poder generar. Básicamente , Shane ofrece un nuevo conjunto de herramientas para quienes están detrás de escenas.

Solo basta con mirar las interacciones de Kevin Owens con Shane, lo que permite ver algunas de las oportunidades que ofrece una nueva figura de autoridad que además, es un favorito de los fanáticos. Es decir, Shane como personaje, permite un aire fresco dentro de la programación de WWE, lo que provoca un cambio en el statu quo que hace un rato largo se necesitaba.

Para finalizar estas reflexiones, no sabemos cuánto tiempo Shane McMahon va a estar en el paisaje de la programación de WWE, sin embargo, basado en las últimas dos ediciones de Raw, parece que será un personaje a largo plazo.