Como WWE ha aplastado la credibilidad de Ambrose como campeón

El actual campeón Intercontinental está programado para defender el título este lunes en RAW, y de una manera extraña, sería un tanto liberador si Ambrose perdiera el título y volviera a empezar de cero.

A pesar de haber logrado el Campeonato de la WWE y el Campeonato Intercontinental, Ambrose sigue luchando para establecerse realmente como una estrella principal.

Durante el año pasado, Ambrose defendió el Campeonato de WWE en SummerSlam. En el papel, éste es generalmente una de las luchas más grandes del año en WWE. En su lugar, fue una lucha mediocre entre Ambrose y Ziggler, la cual nunca logro hacer conectar al público con lo que pasaba en el ring.

Después de perder el Campeonato de WWE ante AJ Styles, el frio espectáculo de Ambrose como campeón fue coronado con otro error, WrestleMania 33, cuando él defendió el Campeonato Intercontinental contra Baron Corbin, en el pre-show.

Ese mismo título, el más longevo actualmente en WWE, fue defendido en una lucha de escaleras en Wrestlemania 32. La lucha fue una de las pocas que realmente fue destacada dentro de un espectáculo que en conjunto fue malo.

Es difícil el comprender como Ambrose en realidad ha sido herido al llevar los dos campeonatos más relevantes de la historia de WWE. Tal vez su personaje, el cual a menudo infunde comedia en su espectáculo, ha llevado a generar resultados mixtos. Lo mismo se puede decir sobre el personaje maníaco de Bray Wyatt, el cual a pesar de competir en la lista principal desde 2013, sólo ha disfrutado de dos reinados con un campeonato, algo que duró por apenas 72 días si combinamos ambos reinados (Titulo por equipos y título de WWE).

Pero el problema de Ambrose parece ser más profundo que sólo tener una incapacidad para llevar un campeonato.

El hecho mismo es que parece que se está desarrollando lentamente una reputación como un pobre campeón, algo que podría ser indicativo de los agujeros fundacionales en su carácter. El estilo de Ambrose, como un personaje irrelevante a pesar de llevar un cinturón, ruega por una renovación, quizás un turn heel.

Ambrose necesita algo, en este punto cualquier cosa que pueda revivir su actual carrera antes de que los fanáticos simplemente lo acepten como un sujeto de mitad de cartelera eterno, un puesto ya está cubierto por Ziggler, no necesitamos otro.