Reporte: Comprobando la división por parejas de WWE

Divison parejas WWE

¿Recuerdas cuando la cosa más popular en WWE era su división de equipos?

No necesitamos volver a los tiempos de los Hardy, Edge y Christian, los Dubley o más atrás con The Hart Foundation y The British Bulldogs para descubrir un tiempo cuando la división de parejas tenía algo de profundidad, diversidad y era alimentada por historias de calidad. Fue apenas hace un año cuando la división volvió a ser lo más comentado.

Cody Rhodes y Goldust luchaban para ganarse su lugar en WWE fue un punto culminante del 2013. Sumado al trabajo en el ring de The Wyatt Family y The Shield.

Los hermanos Rhodes vs The Shield en Battleground 2013, fue calificada como la mejor lucha del PPV, el mismo caso para Hell in a Cell, los equipos sacudieron al evento con la mejor lucha en la apertura del PPV.

Otro dato nos dice que de las 9 luchas de TLC 2013, 3 de ellas fueron en equipos. Sin embargo, cuando el 2014 se cierra, no hay mucho para destacar en la división de parejas.

The Shield, ahora son tres entidades individuales. Los verdaderos estadounidenses no existen. The Wyatt family ya no existen como conjunto.

Por lo que WWE necesita equipos para revitalizar de nuevo la división, y tiene un número de posibles soluciones.

Entregar a los equipos más historias

Stardust y Goldust están en pugna con los Usos y Los Matadores, pero ninguna de esas rivalidades tiene algún impulso.

Después de ganar los títulos, los campeones no han sido un foco para los escritores de WWE. No hay ninguna narración real más allá de la búsqueda normal del oro de los campeonatos. A diferencia de lo que sucedía un año atras.

La familia Wyatt y The Shield se pelearon por la tensión que fue creciendo entre ambos equipos dominantes. Los verdaderos estadounidenses tenían una historia de xenofobia ante los inmigrantes.

La división actual por pareja necesita más historia. La acción en el ring es de buena calidad, pero son las historias más allá de la competencia que hacen las peleas memorables.

Los equipos de la división

Hasta ahora, hay muy pocos equipos:

  • Los Usos
  • Gold y Stardust
  • Los Matadores
  • El Miz y Mizdow
  • Slater Gator
  • ¿El conejo y Adam Rose?

Big Show y Mark Henry se separaron y no han sido reemplazados. La familia Wyatt se separó, y WWE no ha insertado a otro par de monstruos en su lugar.

Parece que llamar a The Ascension es una manera obvia para compensar esas pérdidas.

Justin Gabriel, Curtis Axel y Zack Ryder serían buenas adiciones a la división con algún socio. Es mejor dejar que un tipo como Ryder contribuya como la mitad de un equipo antes de dejarle sentado detrás del escenario todos los lunes.

La necesidad de figuras individuales potentes

The Miz es el único ex campeón del mundo en la división de equipos ahora. Rey Mysterio y Big Show fueron un equipo de figuras potentes, en donde se suman ocho reinados mundiales entre ellos.

Hubo un tiempo en que Edge y Randy Orton formaron una alianza (Lo que para este autor fue genial). Triple H y Steve Austin se unieron, al igual como hicieron Kane y Undertaker.

Volver a esta ruta agregaría una electricidad a la división de etiqueta.

Ahora que Sheamus ya no es campeón de Estados Unidos, ¿por qué no se le encuentra un compañero y que intente ir por los títulos de pareja, algo que nunca ha ganado?

Cortar la comedia

Más de la mitad de la división ahora parece ser solo un alivio comico.

Si ya tienes a Rose y al conejito alrededor, no necesitas también a Los Matadores y El Torito. Uno de los luchadores en un traje de animal ya es suficiente.

El problema es con los porcentajes. Tiene que haber más de un equilibrio de tontos y serios.

De lo contrario, te quedas con opciones como Gator Slater vs Rose y el conejito y Miz Mizdow vs Los Matadores. Ésos pueden producir algunas risas, pero las edades de oro de la lucha no pueden ser construidas sobre esas peleas.

No es como si WWE tiene que inventar un nuevo sistema aquí. Ha sido muy exitoso con sus equipos hace un año atrás. Por lo que solo debe volver a lo que hizo ese periodo tan apasionante, no parece ser tan complicado invirtiendo solo un poco de tiempo.