¿Como queda Seth Rollins dentro de WWE tras Hell in a Cell?

Seth Rollins dentro de WWE

Seth Rollins derrotó a Dean Ambrose en Hell in a Cell 2014 el domingo. La victoria llegó tras el inesperado regreso de Bray Wyatt, el cual distrajo (con sus rayos láser) y ataco a Ambrose, dejando que Rollins se llevara la victoria.

Mientras que el final de la lucha no pudo haber sido lo que muchos fans queríamos ver, la contienda sin duda valió la pena. Y ahora que Rollins se está moviendo más allá de Ambrose, trataremos de analizar si ¿su estatus como un villano para el evento principal tiene las bases asentadas?

Fue un enfrentamiento que los fieles WWE no podían esperar para ver. Desde el momento que Rollins traicionó a que sus hermanos del escudo, la fatídica fecha del 2 de junio (Por esas cosas de la vida siempre nombro la fecha), él ha sido despiadadamente perseguido por Ambrose. El hombre conocido como el medio lunático se ha mostrado cómo un loco obsesionado con la venganza en los últimos cuatro meses.

En todas partes donde Rollins iba, Ambrose le seguía. Cada vez que hablaba Rollins, Ambrose le interrumpió. Ambrose se convirtió en la sombra retorcida de Rollins, empeñado en su venganza. Ambrose estaba convencido de que destruiría a Rollins.

Dean Ambrose venganza Rollins raw

La asociación con el grupo empresarial de Triple H vino como un resultado directo de la traición de Rollins a The Shield. Incapaz de derribar a los sabuesos de la justicia por su propia cuenta, HHH decidió atacar al grupo desde su interior.

Desde ese momento, Rollins ha estado trabajando bajo el mando de Triple H (En temas de historia claro está). Él ha sido promocionado como el futuro de la WWE (Yo pienso que esto es una realidad), el hombre que es, básicamente, la joya de la corona de la autoridad (Quizás aquí podríamos pensar diferente).

El panorama actual de Triple H abrazando a Rollins nos recuerda lo sucedido en el pasado con un novato Randy Orton. Por lo que Rollins puede muy bien estar en su camino a grandes cosas en la empresa.

Y todo eso comenzó con vencer su enfrentamiento con Ambrose.

Hell in a Cell

bray Wyatt ataca Ambrose hell in a cell

Si nos centramos en el evento del pasado domingo algunos fans pueden señalar el hecho de que Rollins recibió una “ayuda” de Bray Wyatt para conseguir su victoria y mantener su invicto contra AMbrose si no me equivoco. De hecho, Ambrose parecía tener la lucha en sus manos, hasta que el devorador de mundos interrumpió en la situación. Pero si no hubiera sido Wyatt, hubiera sido otra persona. De hecho nosotros en nuestras predicciones creíamos que sería Orton el que aparecía en la lucha.

Tanto Ambrose como Rollins, nos entregaron una lucha muy entretenida. Trajeron el drama, la intensidad y demostraron por qué debían estar en el lugar del evento principal.

Mientras Rollins ha estado con la autoridad desde que se separaron del escudo, gran parte de la atención se ha sido ido con Ambrose. La mayor razón para eso es su carácter, que ha cautivado a los fanáticos y los mantiene intrigados sobre qué hará.

John Cena vs Dean Ambrose feudo

Ambrose tiene esa cualidad que permite a los aficionados identificarse con él. Es gracioso, y es obvio que él está disfrutando cada vez más los focos principales.

Ambrose es quien se codea con John Cena. Eso significa que él ha estado compartiendo una luz intensa, y muchos fans sólo ahora están viendo lo bueno que es y lo que aporta a la empresa. Considerando que Reigns y Daniel Bryan están en el estante de las lesiones, la WWE está necesitando más protagonistas principales.

Es probable que por mucho Ambrose actualmente este por sobre Rollins en temas de su carrera en WWE. Pero seguramente eso ha cambiado ahora que Ambrose se vra relegado en un inesperado feudo con Bray Wyatt. Rollins parece girar contra Randy Orton, un objetivo más importante dentro de la empresa.

Puedes odiar o apoyar a Rollins, pero cualquiera sea tu posición, ha resultado ser un gran “antagonista” y WWE siempre puede sacar beneficio de este papel.