Brock Lesnar y Heyman ¿que tan grande es esta combinación?

Brock Lesnar y Paul Heyman se han convertido en un dúo muy atractivo en la programación de WWE. Un dúo que no es nuevo, después de todo, quienes recordamos el debut de un joven Lesnar por allá en el 2002, recordaremos que no llego solo, llego junto a Heyman.

Pero más allá de las historias del pasado entre ambos, la actualidad nos dice que no hay ningún otro mejor dúo en la WWE, incluso hay quienes ya comentan que en toda la historia de la WWE, no se ha tenido a un mejor combo de luchador con manager ¿será tan así?

Analicemos esta alianza, una bestia monstruosa controlada por un hombre que es un gran orador. Básicamente, WWE nos vende la historia de que Lesnar es quien construye un sendero de devastación y Heyman narra al mundo esta fábula de destrucción, algo que termina siendo entretenimiento de alta calidad y quizás la buena combinación de ambos, se deba a que han trabajo juntos por mucho tiempo.

La historia nos dice que Heyman vio el potencial de Lesnar y fue el único que lo guio al principio. Dirigió a una joven estrella hacia la zona superior del mundo del wrestling, y gracias a ese trabajo, la empresa de Vince McMahon encontró su próxima atracción y Heyman redescubrió su buen trabajo como manager.

Mientras que sus personalidades pueden ser diferentes, esas diferencias suelen hacen una combinación perfecta.

Lesnar es como el Hulk de Heyman, el monstruo del Doctor Frankenstein y así muchas más analogías podrían llegar para tratar de explicar el éxito del dúo. Además, Lesnar es uno de los hombres más peligrosos que ha visto WWE en su historia, y él sigue impresionando con su imponente físico y energía constante.

Pero a pesar de lo bueno que es Lesnar, este no es tan eficaz sin su orador.

Lamentablemente para Lesnar, Heyman es quien da vida a la sociedad, después de todo, la atención recae sobre Heyman a menudo. Cuando Heyman habla, la multitud escucha y responde. Lo respetan por lo que hace en el micro así como respetan a Lesnar por lo que hace en el ring.

Básicamente, Lesnar y Heyman han llegado a un punto envidiable en sus carreras, y prácticamente son a prueba de balas.

Mientras que otros equipos de luchador y manager han tenido éxito en el pasado, nadie lo ha hecho con tal estilo y ferocidad como Lesnar y Heyman, aunque es inevitable no decir que Paul Bearer y el Undertaker son los únicos que podrían compararse a lo que hacen Heyman y Lesnar.

El hombre muerto y su gerente fantasmal en el pasado trajeron un aire sobrenatural a WWE, algo que no se había visto antes y no se ha visto desde entonces.

La historia del Undertaker y Paul nos dice que a pesar de que cada hombre tenía ya una carrera en el negocio, encontraron su estrellato en WWE juntos.

El Undertaker se convirtió en una leyenda, y su manager en una de las figuras más recordadas en la industria. Entregaron muchos momentos entretenidos a los aficionados y su trabajo como un dúo nunca será olvidado.

Pero en términos de impacto, en términos de dominar el ring y el micrófono, Lesnar y Heyman parecieran superiores a cualquier cosa que hemos visto antes.

La empresa necesita continuar con este equipo por que pasan por uno de sus mejores momentos, incluso mucho mejor cuando Lesnar llegó por primera vez a la cima en SummerSlam 2002 ante una de las figuras más grande de WWE en toda la historia.

Ahora Lesnar junto con Heyman se paran en el ring como las figuras más importantes de WWE, algo que se logra gracias a la amplia experiencia de ambos, y sin dudas, si uno dejara de estar dentro de la ecuación las cosas serían muy diferentes, esperemos que WWE siga eso que nos dice que, si algo aun funciona, porque cambiarlo.

2 Comments

  1. Bernardo Villalón Julio 8, 2015
  2. Unwnmas Julio 14, 2015