Bray Wyatt necesita ahora su impulso legítimo

Bray Wyatt es líder de la secta enigmática de la WWE. El hombre que sonríe a la cámara y extiende su misteriosa retórica para todo el mundo como un maestro en lo que hace, y podría decirse que nadie puede hacerlo mejor. Para muchos aficionados, Wyatt es una de las superestrellas más entretenidas en el roster de WWE.

Pero si bien es reconocido por sus esfuerzos, tanto en el micro y en el ring, el hecho es que el reconocimiento tiene que ser amplificado. Ha llegado la hora de que Wyatt pueda recibir ese empuje hasta el evento principal muy deseado.

Puede ser fácil para muchos fans creer que Wyatt debe ser elevado en la WWE. Después de todo, parece encajar en el molde de una estrella, ¿por qué la parte superior no sólo hace que suceda? La transición del punto A al punto B parece fácil para esta empresa, ya que su contenido es muy numeroso y tienen muchas horas en televisión. Como resultado de ello, la cantidad de trabajo necesario para preparar a un tipo para ese tipo de centro de atención puede no ser tan fácil a pesar de tener mucha exposición.

Hay que pensar que al parecer para WWE no es tan fácil crear nuevas superestrellas de primer nivel, porque si fuese fácil, entonces tendría una gran cantidad de ellos en este momento, pero la realidad es muy diferente, no hay mucha variedad.

Ahí radica el problema, ya que la WWE actualmente no tiene el suficiente número de estrellas a su disposición.

John Cena vs Heyman

John Cena por supuesto, está liderando el camino, seguido por el ascenso de Dean Ambrose y el veterano Randy Orton. Sheamus y Dolph Ziggler son los titulares secundarios, mientras que Seth Rollins está construyendo su reputación dentro de la Autoridad y Rusev se está construyendo como un monstruo imparable en los ojos de los aficionados.

Pero esa lista no es lo suficientemente larga. Cena está haciendo su parte, y Orton se puede insertar en la escena principal en una noche cualquiera. Sin embargo, el resto está jugando a ponerse al día.

Mientras tanto, Roman Reigns y Daniel Bryan están en el estante con sus lesiones. Chris Jericho ha dejado la empresa, y los aficionados nunca pueden ver a CM Punk en un ring de la WWE de nuevo. Pero la superestrella ausente más importante es el hombre que ocupa actualmente el Campeonato Mundial Peso Pesado de la WWE.

Brock Lesnar no es simplemente un factor en estos momentos. Los fans han visto lo que la empresa nos ofreció del, limitarlo a eventos importantes como SummerSLam 2014 y su revancha con Cena en la noche de campeones. Es una teoría que suena muy bien en el papel, y es un papel que a Lesnar le agrada.

Sin embargo, Lesnar ahora es quien tiene el título superior en la empresa y aun así, a pesar de que por contrato WWE podría tener no está en la TV. Él es la parte más integral de la escena principal de la WWE junto a Cena, y él no está en ninguna parte para ser encontrado. Eso deja un agujero en la parte superior de una lista principal que ya está plagada de puntos vacíos.

El Devorador de Mundos debe tomar uno de esos puntos.

Wyatt es muy eficaz, que puede generar reacciones en el público y es muy cautivador en el ring.

Pero es su trabajo en el micrófono el cual ha definido tan claramente su personaje. Tiene esa habilidad innata para conectarse con el público, la capacidad que muy pocas superestrellas de la WWE puede presumir de tener. Wyatt está en una categoría propia, ya que es un muy buen villano que puede todavía seguir siendo popular entre los aficionados, que posee un lado positivo que sugiere que puede ser una gran estrella en la empresa.

Wyatt tiene potencial de ser una estrella, y que podría muy bien ser aprovechado por WWE en estos momentos.

Pero no puede haber mejor momento que el presente. Promos que nos ofrecen a Erick Rowan y Luke Harper se están emitiendo en la televisión, tal vez haciendo alusión a períodos en solitario fuera de los brazos de la bandera de la familia Wyatt. A esto se añade el hecho de que Wyatt no tiene actualmente un oponente constante, y el tiempo puede ser perfecto para demostrar que está listo para este paso importante.

Tener a Wyatt en el escalón superior proporcionaría un respiro muy necesario de aire fresco y un ambiente teatral que no ha estado presente desde los tiempos del Undertaker. Wyatt es un tipo diferente de Superstar; él ha demostrado que puede sacar lo mejor de sus rivales, como entregar luchas entretenidas de ver.

La verdad es que la empresa necesita grandes antagonistas para que su producto prospere, por lo que el panorama actual nos dice es hora de que WWE siga a los buitres.

One Response

  1. fasslayer Octubre 13, 2014