Porque Braun Strowman no debe ser el próximo gran monstruo de WWE

Si WWE se encuentra buscando a su próximo monstruo para hacer frente a sus héroes, Braun Strowman parece ser el elegido por Vince y compañía, sin embargo, para nosotros, él no es el hombre adecuado para ese papel ¿porque?

Vamos por partes y en el comienzo es fácil señalar que el coloso de la familia Wyatt, aún está demasiado verde, por lo que el ser empujado a la zona superior no parece un buen panorama. Mientras que su desarrollo continúa, WWE debería aprovechar de usar de mejor manera a otros depredadores temibles.

Strowman en el mejor de los casos, puede ser un proyecto a largo plazo y aun así, no parece ser un tipo que pueda entrar de lleno en la escena principal por sí solo, sin embargo, WWE no parece estar de acuerdo con nosotros, ya que la empresa se ha asegurado de proteger su registro mientras se le retrata como una fuerza imparable. Si vamos a los registros, Strowman solo ha perdido dos luchas desde su debut, una por cuenta de 10 y otra por descalificación.

A eso le sumamos los reportes que decían que WWE querían enfrentarlo a tipos como el Undertaker y Brock Lesnar, además de que en el Royal Rumble eliminó a Kane, Big Show, Sami Zayn, Mark Henry y Lesnar.

Y lo más reciente, durante el Raw del lunes, la empresa le enfrentó al Big Show en el evento principal de la noche, un evento central bastante malo, pero evento central de igual manera.

Todo lo anteriormente señalado, es sólo un ejemplo de la fascinación evidente de WWE con él. En palabras simples, todo nos sugiere que Strowman Braun es el próximo “gran proyecto” de Vince McMahon.

Mientras que puede ser el nuevo protegido de Vince, lo cierto es que las reacciones en el público no son para nada auspiciosas en relación a lo que WWE quiere hacer. Esto quedo de manifiesto cuando se supo el plan de WWE de generar la lucha Undertaker vs Strowman en WrestleMania 32. Tan malas críticas se generaron, que todo indica que en lugar de mantener el plan original, WWE hará que Strowman gane la batalla real en honor a Andre el gigante. Posterior a eso, se habla de que WWE lo enfrentaría a Lesnar o Roman Reigns quien sería el titular tras Wrestlemania 32, pero ese es otro tema que también tiene relación con los proyectos de Vince McMahon.

A favor de Strowman, juega que es un gran hombre, esto hablando de tamaños. Parece un verdadero titán, un clásico villano de comics pero en la vida real. Pareciera que tiene lo necesario para generar impacto, sin embargo, tiene grandes falencias, por ejemplo, es muy limitado como interprete, por lo que es difícil pensar que alguien así logre realmente ser una pieza central de un show a largo plazo. Eso explica por ejemplo que sus luchas no puedan durar más de 8 minutos. Es más, la lucha más larga de su carrera es contra Roman Reigns, la cual duro solo 7:50.

En lugar de elevar a un chico sin experiencia este año, WWE debería mejor centrarse en otros miembros de la misma familia Wyatt.

Luke Harper WWE reportaje

Luke Harper es solo un ejemplo de alguien que puede lograr más que Strowman. Hay que considerar que Harper es un veterano del negocio de la lucha libre, el cual debutó hace más de una década. Él es mucho mejor interprete que Strowman y es alguien que puede llevar el peso de una lucha para generar un espectáculo destacado.

Bray Wyatt es otro integrante de este grupo de 4 que es muy superior a Strowman. Tanto Bray Wyatt como Luke Harper, son una mejor opción para ser el próximo gran monstruo de WWE este año.

WWE debería hacer que Harper y Wyatt sean quienes en el futuro no muy lejano desafíen a alguien por un título, pero claro, para eso se necesita el apoyo de los directivos de WWE.

Con esas opciones, tiene poco sentido hacer que Strowman sea una de las prioridades de la empresa. WWE debe aprovechar a los intérpretes más completos y confiables para que realmente sean el foco de atención en sus evento, algo que Strowman actualmente no parece ser capaz de lograr.