¿Podrá Baron Corbin ser la próxima gran estrella de SmackDown?

Tras la reorganización de superestrellas dentro de la WWE, varias estrellas de SmackDown se movieron a Monday Night Raw, los más importantes fueron The Miz, Dean Ambrose y Bray Wyatt. Tras la salida de los nombres antes señalados, la marca azul se quedó con nombres en el papel menor, algo que debería permitir a Baron Corbin por ejemplo, solidificar su lugar como uno de los villanos principales de la marca.

Desde que Corbin llegara a la escena principal de la WWE en WrestleMania 32 y ganara esa cosa llamada batalla real en honor a Andre el gigante (Una mera excusa para que quienes no tienen planes hagan algo), ha sido bastante evidente que WWE tenía planes importantes para él.

Antes de ser llamado al roster principal, Corbin había sido una fuerza dominante a lo largo de su paso en NXT. Su estancia prolongada en el territorio de desarrollo, lo vio evolucionar desde un desconocido a ser uno de los villanos principales de la marca.

Aunque nunca capturo un título en NXT, tenía un tipo de personaje el que no necesitaba un campeonato para ser relevante. Sus feudos en NXT contra Samoa Joe, Apollo Crews y Austin Aries le ayudaron a construir experiencia y lo preparo para lo que se ve en el roster principal.

En sus nueve meses como integrante de la lista de SmackDown, él ha vencido a casi todo el mundo y estuvo cerca de capturar el Campeonato Intercontinental en WrestleMania 33. Ahora, él tiene su mirada puesta en un premio más prestigioso en lo que es el título de la WWE.

Claramente es Kevin Owens quien puede ser el villano principal en SmackDown, pero para que eso suceda el eventualmente todavía tiene que perder el titulo de los Estados Unidos antes de ir por el campeonato de la WWE. Por lo que en el corto plazo, Corbin hubiera sido un rival lógico para Randy Orton en Backlash, pero ese lugar codiciado en su lugar fue otorgado a Jinder Mahal, algo impulsado por el hecho de que WWE lanzara su nueva tienda en la india. Fue una decisión creativa que sorprendió a muchos, pero si eso genera más ventas en la India, entonces no parece una real sorpresa, de igual manera, mucho vemos a Mahal como un rival de relleno.

Por ende, Corbin es visto como un proyecto a largo plazo por la administración de WWE.

Corbin al parecer no es visto como alguien listo para recibir un impulso destacado en este punto, pero posee todas las herramientas necesarias para llenar el vacío que Wyatt y The Miz dejaron en SmackDown. Similar a lo que sucede con Braun Strowman en Raw, él puede ser el villano monstruoso que la marca azul necesita desesperadamente en este momento.

Puede no ser el luchador más llamativo entre las cuerdas, pero lo importante es que él es consciente de sus fortalezas así como sus debilidades. Como resultado, él puede entregar un desempeño competente.

Con Money in The Bank siendo exclusivo de SmackDown este año, Corbin debe ser considerado como un candidato fuerte para capturar este contrato. Si él logra el premio en su búsqueda del maletín, sería un reflejo inevitable que Corbin se hará con el título de WWE posiblemente antes de final de año que es como se puede leer en los reportes de múltiples sitios.