¿Ambrose supero a Reigns como la próxima estrella de WWE?

Dean Ambrose parece estar a punto de arrebatar la corona a Roman Reigns sobre quien se convertirá en la especie de príncipe heredero de WWE.

Y este tema nace gracias a una reciente racha de victorias y acontecimientos que Ambrose está teniendo, reclamando de esta manera el lugar de babyface de la empresa a pesar del constante empuje por parte de la directiva a favor de Reigns. Ambrose puede no ser una estrella convencional, pero es altamente confiable y entretenido.

Si regresamos a WrestleMania 31, parecía una verdad tallada en piedra que Reigns golpearía a Brock Lesnar, y saldría con el título en su cintura, y conseguirá de esta manera y como muchos pensaban, ser el recambio de la figura que era John Cena como la pieza central de WWE.

Reigns, después de todo, tiene un árbol genealógico de grandeza para apoyarse en esto de la lucha libre. Creció en torno al negocio y los directivos de WWE lo respaldaron al hacer que ganara el Royal Rumble, además de perder solo en rara ocasiones y lo puso a trabajar con Paul Heyman para tratar de generar una rivalidad de cara a Wrestlemania.

Hacemos un avance rápido hasta Raw el lunes y parece que se está produciendo un cambio. Ahora es Ambrose quien fue la figura central del espectáculo. Fue el lunático quien tiene un combate por el título en Elimination Chamber y es Ambrose quien tiene el apoyo de la multitud.

La superestrella impredecible se unió a Reigns en una refriega contra la autoridad. Los dos aliados despejaron el ring, permitiendo que Reigns buscara el contrato para Ambrose.

Y llegamos al momento en donde Reigns entregó a Dean el contrato, algo que puede terminar siendo simbólico y da nacimiento a esta nota.

Con un aumento en la popularidad, WWE parece apostar por Ambrose, dejando de lado esa idea original de que Reigns a esta altura ya debería ser el campeón de WWE.

El hombre que ha sido establecido para hacer frente a Rollins en Elimination Chamber se ve muy bien en un papel estelar, mientras que Reigns siempre ha mostrado gran potencial, pero a veces se ha visto incómodo ya sea en el ring como en el micrófono. Cuando lanza sus líneas, a menudo parece no estar tranquilo, y aun esta en ese proceso de encontrar su mejor estado como luchador.

Ambrose tiene una idea más clara de quién es y cómo proyectar eso.

Los aficionados han visto independientemente de lo que WWE le ha pedido que haga, es que Ambrose ha respondido en su papel, incluso cuando recibió algunas reservas casi absurdas pero eran divertidas.

Por el lado de Reigns, la lista de momentos destacados no es tan larga como han sido los momentos destacados de Ambrose. Sobre este tema, quiero pensar que si WWE es inteligente, debe apostar en el corto plazo por Ambrose, y que Reigns sea el proyecto a largo plazo.

Después de todo, este tema nos ha forzado a entrar en el debate sobre que hace que un luchador, sea una real estrella de lucha libre. Reigns tiene presencia, impresionantes movimientos atléticos y es atractivo llegando al público femenino. Básicamente, parece ser el prototipo por excelencia de la WWE, sin embargo, los tiempos han cambiado y parece que ese prototipo no es suficiente.

Ambrose, por el contrario, es un luchador mucho más despeinado, básicamente un peleador callejero, con ojos desorbitados y que parecía estar destinado a deambular en la zona media de la cartelera, misma razón que le dieron a un tal Stone Cold para ser despedido de la WCW y ya sabemos cómo termino cuando llego a WWE.

Porque WWE debe apostar ahora por Ambrose, simple, se ha estado luciendo en un rasgo en el que Reigns no puede competir, simplemente es divertido tanto dentro como fuera del ring. Reigns puede emocionarnos al ver como salta por el aire con facilidad, cuando aplica la lanza o cuando genera otro movimiento, sin embargo, como personaje es muy lineal y sin sorpresas fuera del cuadrilátero, no tiene esa versatilidad de Ambrose cuando no está en una lucha. Además, el personaje de Ambrose tiene carisma y la capacidad de desarrollar historias, es versátil y no necesariamente tiene que derrotar a todos para tener el apoyo del público.

Las reacciones que Ambrose ha recibido por parte la multitud son un testimonio de lo que mencionamos.

Mientras que Reigns tiene que sufrir por los abucheos mezclados con apoyo, el apoyo para Ambrose es más unánime. En el Raw del lunes, cuando Ambrose hizo una entrada muy similar aunque en menor proporción como lo hizo una vez Steve Austin, tenía una reacción en donde todos los fans estaban con él.

Stone Cold detenido

Vince McMahon debe ver esta oportunidad. Mientras que los reportes aun señalan que Vince quiere seguir apostando por Reigns, él debe ver que el primo de The Rock, aun es joven y tiene mucho tiempo para su ascenso.

Por ahora, Ambrose está en un lugar mucho mejor parado frente a los fanáticos. WWE tiene que aceptar esto y no hacer nuevamente que Ambrose llegue a la escena principal como algo temporal.

3 Comments

  1. Derloyd Mayo 27, 2015
  2. Jebi Mayo 27, 2015