Crítica SmackDown 18 Julio 2017

El episodio del 18 de julio de SmackDown se enfrentó a la tarea de poner los toques finales para lo que muchos ya están analizando como un mediocre PPV.

Randy Orton se enfrentó a Jinder Mahal verbalmente, advirtiendo al campeón de WWE sobre el dolor y sufrimiento que le espera el domingo por la noche.

John cena envió un mensaje cursi, patriota y ¿xenófobo? en contra Rusev. Por otro lado, Kevin Owens se lleva una victoria sobre el equipo de Styles y Nakamura en la previa de su lucha por el título de los Estados Unidos.

La prisión de Punjabi

Mientras que había peores maneras de llevar esta rivalidad, es innegable que la prisión de Punjabi no se siente como una gran estipulación, es más, parece hasta contraproducente considerando que tanto bambú hace que el ver el ring sea algo complejo.

A este punto, la lucha ha sido el hogar de dos peleas salvajemente decepcionante por lo que es difícil esperar algo nuevo.

Afortunadamente, la promo de Orton era bastante fuerte como para vender una real rivalidad, de lo contrario, las apuestas para el domingo serian bajas o nulas.

Kofi Kingston vs Jimmy Uso

Esto se sentía totalmente como un mero relleno para lo que será la lucha del domingo. Tal como paso la semana pasada, esta lucha entre un integrante de los Usos y New Day se sentía simplemente como algo que tenía que suceder, sin realmente generar expectación.

Sami Zayn vs Mike Kanellis (Con Maria Kanellis)

Como una lucha, no había mucho. Los involucrados intercambiaron algunos movimientos, pero en realidad, esto era todo sobre el final.

María fue establecida como absolutamente esencial para el éxito de su marido. Su interferencia le salvó de la derrota y evitó un resultado vergonzoso en su primera oportunidad de hacer un impacto entre las cuerdas.

Renee Young con Chad Gable

Esto fue corto, extraño y hasta gracioso.

Gable reconoció que algo estaba raro con Jordan pero no sabía qué, demostrando que no era del todo ajeno sobre la historia extraña de que Jordan ahora es hijo de Angle.

Dentro de lo gracioso, la evidente contención de ambos sobre no reír ante todo este argumento que es digno de una buenas carcajadas.

Rusev ataca a John Cena

Fácilmente una de las peores Promo que hemos visto en la historia de Cena y eso sí que es difícil. Esto era un lío sin inspiración que no hizo nada para sugerir a un público ya escéptico que la lucha en realidad es significativa en cualquier forma.

El propósito completo de este feudo es reintroducir a Cena y prepararlo para su feudo en SummerSlam. Para ello, Rusev será sacrificado porque puede soportar otra pérdida, es decir, ya ha perdido tantas veces ante Cena que una derrota más ya no importa, especialmente cuando esta historia del patriotismo es vergonzosa.

Becky Lynch vs Charlotte Flair

Al fin algo que si se puede ver en este SmackDown previo a Battleground. Y mientras que es cierto que tienen mejores luchas entre sí, no es común ver a dos babyface enfrentadas entre si dentro de una historia.

El ángulo posterior a la lucha no fue nada que no hayamos visto incontable veces antes y para ser honestos, ha sido ejecutado miles de veces mejor antes.

AJ Styles y Shinsuke Nakamura vs Kevin Owens y Baron Corbin

El comienzo divertido de la lucha, fue un comienzo refrescante a una lucha por equipos que parecía otro paseo peatonal.

La acción fue lo suficientemente sólida y Owens consigue calor en contra Styles. La preservación constante de la rivalidad de Nakamura y Corbin para el domingo en Filadelfia también fue una decisión sólida de reserva.

Sin embargo, no pasó nada realmente para convencer a los fans de que cualquier rivalidad vale la pena de cara al domingo, eso puede explicar que las ventas de entradas para el evento del domingo estén vendiendo tan mal.