Crítica SmackDown 17 Enero 2017

El Campeonato estaba en juego durante la noche del martes cuando Alexa Bliss exponía su título contra Becky Lynch en una lucha de jaula de acero, lucha que encabezó el episodio del 17 de enero de SmackDown.

La rivalidad entre estas dos bellas mujeres se ha intensificado últimamente, especialmente con la llegada de la enmascarada misteriosa, finalmente dicha historia contó con una conclusión ¿Satisfactoria? ya analizaremos ese punto en su momento.

En otra parte del show, Shane McMahon ¿hizo un anuncio enorme? En realidad el anuncio quedo algo oculto, pero descuiden, nosotros en este análisis critico les daremos una visión simple de que era el anuncio.

Segmento inicial

El gran anuncio de Shane era que el título de WWE se defenderá en una Elimination Chambers, un anuncio que en realidad no es tan impactante porque era predecible, es decir el evento de febrero se llama Elimination Chambers. Sobre la rivalidad Styles-Cena es una bastante orgánica porque los fanáticos tienen lealtades muy reales con estas superestrellas. Tal como lo fue en el pasado el Cena vs CM Punk, esto es un rivalidad potente que divide legítimamente a la audiencia.

Con todo esto dicho, esto fue un segmento fuerte que anunció el evento principal del PPV de febrero, publicita el Cena vs Styles para el Rumble, demuestra otra vez que Styles es actualmente el luchador más completo que tiene WWE y que potencialmente The Miz se incluirá en la imagen del Campeonato de WWE.

AJ Styles vs The Miz

El Heel contra Heel es algo dinámico que ciertamente es agradable de ver de vez en cuando. Sobre la lucha, esta no fue tan realmente buena como fueron pasados encuentros entre The Miz y Styles, todo esto dentro de una lucha bastante lastimada con un final mediocre.

En el mejor de los casos se intensificó el desprecio que existe entre Cena y Styles, aunque esta lucha por cómo se había planteado, merecía un mejor final por sobre un simple DQ.

Nikki Bella llama a Natalya

Este ha sido el mejor segmento dentro de una rivalidad que está lejos de realmente ser atractiva y eso es mucho decir.

Con todo lo dicho anteriormente, todavía se siente como un resultado inevitable, una historia creada específicamente para entretener a Nikki Bella hasta el momento para iniciar su camino a WrestleMania. Natalya probablemente ni si quiera este en pre-show de Wrestlemania.

La rivalidad no ha favorecida de alguna manera a nadie y Natalya necesita alguna ayuda seria a la hora de emocionar a alguien con el micrófono.

Dean Ambrose vs Randy Orton

La lucha en sí mismo era buena, con una sólida psicología, pero lo importante de este segmento fueron los minutos de cierre y el continuo desacuerdo dentro de The Wyatt Family.

Orton y Harper claramente no se llevan, y su incapacidad para funcionar como una unidad amenaza a toda una familia.

Será interesante ver en qué dirección creativa WWE decide llevar esta historia, en el mejor de los casos, se tiene una historia que mantendrá en pantalla a los tres involucrados.

Dolph Ziggler en la corte del rey

Lawler hablando de egos cuando el mismo se hace llamar rey, curioso.

Habrá algunos que pueden decir que los creativos de WWE explotando el infarto de Lawler para propósitos de una historia es algo cruel, pero el “rey” es un profesional consumado, y si pensó que beneficiaría a la historia, no creo que le molestara.

Queda por verse si este tono más lento (Incluso desesperante) y malvado de Ziggler generara un acorde con los fanáticos, de momento, tiene potencial, pero no es una realidad aun.

Titulo femenino Becky Lynch vs Alexa Bliss

La lucha fue realmente interesante, con cierta psicología maciza y en aumento. Lynch o Bliss nunca parecieron fuera de su elemento o abrumadas por el momento como si sucedió en otras de su luchas.

La revelación de Mickie James como la Luchadora merece un párrafo aparte, especialmente para quienes vemos esto todas las semanas y notamos a simple vista que la luchadora de las semanas anteriores era más alta que Mickie James, detalles que merecen ser mencionados.

Tras matar la magia y analizando el “debut” de James en SmackDown que en realidad no es tan impactante (Gracias internet), puede llegar como una inclusión para dar emoción y variedad a la división femenina de SmackDown, algo que requiere para los primeros meses del 2017.

El SmackDown de esta semana en ritmo y continuidad fue un poco más lento de lo habitual, con algunas pausas más extensas entre segmento, de igual manera, se sigue beneficiando de durar solo dos horas, lo que hace que hasta incluso un show con un ritmo más lento, es agradable de seguir, aunque hubieron varios baches que semanas anteriores no eran tan evidentes.


También te puede interesar