Crítica Raw 26 Septiembre 2016: Debate presidencial

Seremos sinceros, nadie del equipo quería debatir lo que fue el último show de Raw ¿porque? fue un show desechable de WWE ¿porque fue desechable? Ayer Raw competía con el debate presidencial de los Estados Unidos, por ende, al tener muy pocos televidentes, WWE simplemente genero un show genérico, por ratos sin un hilo conductor y al final, todo se sentía improvisado y fuera de lugar, básicamente los mismos tipos de show que Raw entrega cada vez que compite con la NFL o cualquier cosa que realmente le quita mucho rating.

El show siguiente a Clash of Champions tenía un montón de preguntas para responder, preguntas que una vez más quedaron sin responder y tal como sucedió con el PPV del domingo, se nos entregó un montón de tramas pasajeras que al final del día, sirven solo para completar las 3 horas de show que dura Raw.

Segmento inicial

Que Raw comience directamente con una lucha ya es extraño y como antes fue señalado, fue producto de que Raw competía con el debate presidencial por ende, todo lo interesante se guarda para la próxima semana.

Rusev vs Roman Reigns, en donde ni si quiera vimos la entrada de Rusev. La lucha y segmento fue mejor que lo visto entre ambos en el PPV, pero de igual manera, por momento se sentía una copia de lo que habíamos visto un par de horas antes ¿qué cambio? contó con un ritmo más rápido, pero de igual manera esta rivalidad está lejos de generar incertidumbre, especialmente con el final de doble cuenta afuera, algo que probablemente se hará para alargar la rivalidad hasta Hell in a Cell, pero como se han manejado las cosas, nadie piensa realmente que Rusev pueda recuperar el titulo de los Estados Unidos, especialmente cuando es superado tan fácilmente por Reigns. Lamentablemente para ambos, todo el tiempo en pantalla parecía un mero relleno, eso considerando que consumió cerca de 30 min de la primera hora.

Mick Foley, Cesaro y Sheamus

Quieren bipolaridad, bueno, lean todo el siguiente análisis. Los fanáticos nos sentamos por siete luchas entre Cesaro y Sheamus, con una oportunidad titular al final del arco iris. En lugar de entregar nada, el equipo creativo nos entregó una conclusión que no es remotamente interesante. Un desarrollo ridículo que no hace nada para Cesaro o Sheamus, los cuales demostraron ser demasiado talentosos para desgastarse como midcard.

Por otro lado, algo interesante puede salir de esta unión, aunque claro, eso no quita la pésima historia detrás de eso.

Títulos por equipos New Day vs The Club

Otro refrito del PPV del domingo. En este punto, los antiguos miembros del Bullet Club están desprovistos de carácter e importancia, básicamente son los nuevos Ascension. La lucha fue correcta, pero sin llegar a ser entretenida.

Bayley vs alguien muy linda

A esta altura del show, ya parecía eterno Raw. No fue un buen espectáculo y esto al final de la noche solo se hizo para hacer que Bayley saliera en televisión, más allá de eso, Raw tiene una mala costumbre de recurrir a jobbers desconocidos para rellenar el show, una costumbre que ya se salió de control.

Cedric Alexander y Rich Swann vs Drew Gulak y Lince Dorado

La acción fue divertida, pero el mayor problema de Raw con los cruceros es una falta total de desarrollo en los personajes de los luchadores. Mientras que todos son trabajadores fuertes, su capacidad entre las cuerdas es sólo una parte de lo que es la lucha libre actualmente.

Un desarrollo en los personajes permite a los fanáticos invertir emocionalmente en un luchador, algo que WWE ha olvidado. Ahora comprendemos los reportes que decían que WWE no iba a invertir fuertemente en la división crucero.

Cesaro y Sheamus vs Dos desconocidos en mal estado físico

¿Esto merece análisis? Relleno. Como antes fue señalado, Raw se ha acostumbrado a recurrir a jobbers locales para simplemente rellenar.

Sasha Banks confronta a Charlotte

Charlotte continúa creciendo y evolucionando como personaje y su trabajo de promo fue superior a la media de este nefasto show presentado por Raw. Desafortunadamente, Charlotte vuelve a entrar en algo repetitivo porque los creativos de WWE no han tomado la iniciativa de darle a la titular algo más emocionante y nuevo.

Banks como un babyface, ha perdido mucho impulso. Resumiendo todo el segmento, hay una nueva lucha titular el próximo lunes.

T.J. Perkins vs Tony Nese

Perkins es un gran trabajador y Nese es un luchador muy subestimado. La acción era algo revitalizante, pero volvemos a lo del párrafo anterior de los cruceros, una falta total de desarrollo en los personajes de la división crucero hace que realmente el público no se involucre con la acción.

Highlight Reel con Kevin Owens

Jericho es lo más grande que tiene Raw. Sobre el segmento, Jericho es un increíble orador, eso no lo vamos a descubrir hoy, el problema, el segmento no entrego mucho para analizar, por ejemplo, en un momento Rollins salió a interrumpir a Owens y Jericho, pero aparentemente esta lastimado y no sabemos realmente si eso es real o parte del guion, luego salió Big Cass y Enzo. Mientras que Cass y Enzo tienen una historia pasada con Owens y jericho, el pactar una lucha entre ambos dejo la sensación de que era un main event bastante improvisado y que solo se hacía para cumplir con el show, ya que como antes fue señalado, había debate presidencial en los Estados Unidos, por lo que WWE no realizo un show que realmente importara para el futuro.

Enzo Amore y Big Cass vs Chris Jericho y Kevin Owens

Lucha correcta con un buen ritmo que dentro de todo, permitió un par de cosas, por ejemplo, la victoria limpia de Owens y jericho servirá para que agarre algo de impulso Owens luego de las extrañas decisiones creativas para su reinado, mientras que Jericho sigue siendo el gran comodín de WWE y en una noche en donde muchas cosas parecían improvisadas, era imposible que no se usara ese comodín.

No fue un buen show, mucho relleno, más del habitual, un show que probablemente no influirá en nada en WWE a futuro.


También te puede interesar