Crítica Raw 23 Mayo 2017

Una semana después del anuncio de un lucha fatal de cinco para ser retador por un título que desconocemos o hemos olvidados, el show insignia de WWE trato de dar algo de claridad a dichos enfrentamientos ¿Logro hacerlo? Por supuesto que no y dejo en claro que las próximas semanas hasta llegar a Extreme Rules, serán aún más intrascendentes en la escena principal.

Al menos las historias secundarias lograron avanzar algo, por ejemplo, la pelea por los títulos por equipos ya tiene una nueva estipulación. No hay mucho para agregar.

Segmento inicial

Tras una promo redundante de Bray Wyatt (El pobre Bray actualmente tiene la misma credibilidad que un político) Un tipo corta una promo que ofende a su rival y una lucha es pactada.

Esto fue uno de los peores inicios de Raw en lo que va del año, eso dice mucho.

Esa es una fórmula aburrida que WWE ha usado por más de 15 años y esto no fue diferente a nada que ya hubiésemos visto.

No se dijo nada de ningún interés, nadie se veía mejor o peor y el resultado fue un segmento sin sentido que es el reflejo de la narración mediocre que ha acompañado a menudo el espectáculo insignia de WWE.

Una vergüenza dada la riqueza de talentos involucrados en la historia principal de Raw.

Roman Reigns vs Bray Wyatt

Aunque no hubo un anuncio oficial de una lucha por equipos para más tarde en este momento, este segmento era exactamente el mismo segmento que hemos visto en Raw numerosas veces a lo largo de los años. Múltiples tipos interfieren, forzando una unión entre los vilanos y babyfaces que termina en última instancia en un main event por equipos.

Es una reserva mediocre y perezosa, incluso más que repetir una lucha de Reigns vs Wyatt que termino siendo desechable.

No es para nada inteligente y ni se acerca a ser particularmente una buena narración y solo lastima un espectáculo que tiene una necesidad desesperada de una chispa creativa.

Por lo menos Joe atacó a Wyatt como un seguimiento del segmento de la semana pasada de clausura.

Akira Tozawa vs Ariya Daivari

Duro tan poco esto, que probablemente se demoraron más en cambiar las cuerdas del ring.

Mientras que todos los involucrados estarían mejor si tuvieran un desarrollo de personaje, al parecer los cruceros están en una etapa en donde es mejor tener algo de pantalla en vez de ninguna. Eso último no justifica el desastre narrativo que tiene Raw.

Dean Ambrose vs Elias Samson

Cualquier persona con una memoria relativamente correcta, recordaría a Samson apareciendo en varios segmentos en Backstage que implicaban que el saliera detrás de escena. El lunes por la noche, debuto en el ring de Raw. Pero más allá de eso, no tuvimos nada más y al final, todo termino en una excusa para tratar de generar animosidad entre el Miz y Ambrose.

Paul Heyman con Finn Balor

Brock Lesnar es la superestrella más protegida por parte de WWE, por lo que no necesita ayuda, necesita aparecer.

Balor puede ser el primer campeón universal en la historia de Raw, pero todavía hay esa sensación de que no se puede avanzar en ninguna historia por dicho título gracias a que en realidad el titulo universal no existe, no está, no sirve.

Heyman al admitir su deseo de ver a Balor vs Lesnar, ha acumulado emoción para la batalla en Extreme Rules, pero no a niveles esperados gracias a la ausencia del titular. En el mejor de los casos, esto genera intriga que difícilmente llevara a otra historia.

Finn Balor vs Karl Anderson

La lucha fue relativamente básica, sin el esfuerzo esperado considerando las superestrellas involucradas. Los buenos amigos Balor y Anderson demostraron una química en el ring que permitió una lucha bien ejecutada, sin ser explosiva.

Sasha Banks vs Alicia Fox

Sigue siendo un misterio en cuanto a que exactamente, el equipo creativo de WWE está haciendo con Banks. Sí ella no está en el foco de la imagen por el título, tiene sentido llevarla a una rivalidad secundaria, pero ¿No hay nadie más en Raw?

Por el lado de la Fox, esta ha ganado más tiempo en televisión, pero definitivamente se siente como un paso sustancial hacia atrás para una de las artistas femeninas más populares en la empresa.

Kalisto vs Apollo Crews

O’Neil sigue siendo perjudicial para la carrera de Crews en lugar de ser beneficioso, una historia que en última instancia, terminará de una o dos maneras: con O’Neil al lado de Crews en un equipo Heel o atacándole ¿Qué será de Darren Young?

Matt Hardy vs Sheamus

El trabajo de Sheamus tiende a no ser apreciado tanto como debiera. Él es un ejecutante subestimado que se ha visto mejor a partir de su alianza con Cesaro.

Los Hardy continúan con su rivalidad unilateral con sus mejores competidores, anotándose otra victoria. Es casi inevitable que Sheamus y Cesaro tienen que ganar en Extreme Rules o este mes entero de seguimiento al turn Heel no servirá para nada.

Austin Aries vs Tony Nese

Esta fue una lucha relajada que permite mostrar el arsenal de Aries en cuanto a la rendición, eso considerando que enfrentara en Extreme Rules a Neville en una lucha en donde solo se puede ganar por rendición. Estipulación que de extremo no tiene nada, pero bueno, esto es WWE.

Mickie James vs Alexa Bliss

Si yo fuese Alexa Bliss, trataría de borrar de mi memoria esta lucha tan pronto como sea posible. Era discreta desde el principio hasta el horrible final.

Lo único que funcionó en este segmento fue el ataque con el palo de Kendo y la llegada de Bayley, que sirvió para recordar la pelea por el campeonato femenino en Extreme Rules.

Roman Reigns y Seth Rollins vs Bray Wyatt y Samoa Joe

La calidad de la lucha fue correcta y logro su climax cuando Reigns genera la derrota para su equipo cuando ataca de manera accidental a Rollins. Joe y Wyatt dejando de lado sus diferencias para asegurar la victoria fue correcto.

Mientras que la lucha todavía se adhirió demasiado estrechamente a los métodos de reserva obsoletos de WWE, al menos genero un anuncio auspicioso para la próxima semana, en donde veremos una triple amenaza entre Balor vs Wyatt vs Joe y un Reigns vs Rollins.

Un show bastante intrascendente de Raw que peleara por el puesto de ser uno de los show más bajo del año, eso dice mucho.