Crítica Raw 20 Febrero 2017

El espectáculo de esta semana estaba centrado en la construcción y en el exagerar Fastlane, en donde se trató de destacar a algunas de las luchas midcard y las estelares Goldberg vs Kevin Owens y Roman Reigns vs Strowman.

Segmento inicial

Este es el Kevin Owens que los fanáticos conocemos y amamos.

Sí, era divertido verle junto a Jericho, pero en su mejor momento, Owens es un tipo malvado, implacable y sarcástico. Aquí, él demostró esa intensidad e inteligencia que los villanos en WWE, especialmente los creados por Vince McMahon rara vez se permiten exponer a menos que su apodo sea el asesino Cerebral.

Los fanáticos demostraron que si Jericho ya estaba over antes de la semana pasada, ahora, es fácilmente el tipo con mejor reacción en todo Raw, lo que demuestra que la pelea entre ex mejores amigos va a generar expectación si es que los creativos saben mantener el impulso, algo que probablemente no sepan hacer.

Por el lado de la rivalidad de Owens y Goldberg, es decepcionante ver como solo uno de los involucrados hace el real trabajo todas las semanas, mientras que es el otro quien se lleva las ganancias.

Enzo Amore y Big Cass vs Cesaro y Sheamus

Lucha regular, en donde los canticos de “¡gracias, Sheamus” después de la lucha cuando Enzo Amore comenzó a hablar y Sheamus le cayó con una bota en la cara, dice bastante sobre el personaje de Enzo que ha ido a la baja en las últimas semanas, al parecer, WWE tendrá que revaluar el espectáculo de lo que pensaban serian su próxima gran máquina de hacer dinero a través del marketing.

Enzo y Cass vienen de una horrenda rivalidad con Rusev, Lana y Jinder Mahal, por lo que es entendible que el público este cansado de cierta manera de ciertos aspectos de Enzo, yo lo estoy.

Amore fue expuesto como un personaje de dibujos animados por tantas semanas, que ahora es imposible no verle de otra manera.

Akira Tozawa vs Brian Kendrick

Esto era lo mismo que hemos visto de Brian Kendrick numerosas veces desde el relanzamiento de la división peso crucero.

Él golpea a alguna superestrella nueva y todo se trata sobre el respeto y de esa manera los creativos de WWE generan una rivalidad. Él es un trabajador psicológico, seguro, pero queda por verse si este Kendrick puede trabajar con el estilo de Tozawa y ofrecer una lucha o rivalidad que sea atractiva para las masas. Segmento bastante corto.

Roman Reigns vs Luke Gallows y Karl Anderson

¿Cómo en el infierno esto ayuda a alguien? Estamos en exactamente el tipo de ángulos que enfurece a los críticos más duros de Reigns.

Anderson y Gallows son los campeones por equipos, los tipos superiores de una división, sin embargo, aquí estaban, incapaces de vencer a una superestrella en una lucha de dos vs uno, para peor, es lo mismo que vimos la semana anterior. Aburrido.

Y por segunda semana, esto se trató de hacer lucir fuerte a Reigns, algo de lo cual ya estamos cansados. Lo mejor que puede hacer WWE, es finalmente modificar al personaje de Reigns y dejar de usar a sus campeones como una especie de sacrificio inútil.

The New Day vs Rusev y Jinder Mahal

El sentido común dice que la victoria limpia de los babyface significaría el final de los problemas entre estos dos equipos, pero había algo acerca de este segmento que se sentía que era el principio de un feudo a largo plazo en lugar de ser el final.

Si ese es el caso, por lo menos da al nuevo día y Rusev algo productivo de cara Fastlane, aunque claro, fue uno de los segmentos y luchas más aburridas de la noche.

Firma de contrato

Tal vez sea por su personaje, pero no importa cuán divertido puede ser Gallagher, es difícil imaginarlo ante Neville en una lucha por el campeonato.

Hay algo vintage en su personaje, eso es seguro, pero nunca se sintió como un competidor a la par con el hombre que gravedad olvidó, y como resultado, la lucha del domingo se siente más como un resultado inevitable al no tener reales personajes importantes en esta división, por sobre cualquier otra cosa.

El segmento estaba correcto, pero hizo poco por aumentar la anticipación para la lucha de Fastlane.

Sarah Pierce vs Nia Jax

Nada a destacar.

Promo de Bayley

Que el villano de esta historia tenga la razón, no deja muy bien parada a Bayley, eso considerando que efectivamente gano el titulo con trampa, algo que aparentemente no va con su personaje. Y ahora recalcarlo aún más en pantalla, no ayudo mucho a su personaje angelical que no mata una mosca.

Banks manipulando a Bayley como la “voz de razonamiento” ayuda a crear intriga para el inminente turn Heel de Sasha.

Antes de llegar a ese momento, genera intriga el intercambio verbal entre Banks y McMahon.

Charlotte, revelando que ella haría efectiva su revancha en Fastlane debe ser motivo de preocupación si se es un admirador de Bayley, dado el ¿brillante historial? de los PPV de Charlotte en una historia que seguimos sin comprender.

Sasha Banks vs Charlotte

Es prácticamente imposible para Banks y Charlotte tener una mala lucha en este momento. Tienen una química creíble. Sin embargo, hemos visto tantas veces esta lucha, que ya no tienen el mismo impacto.

El final continúa la narrativa en la que Banks y Bayley son las mejores amigas, deseosas de ayudarse unas con otras. Sin embargo, es sólo cuestión de tiempo antes de que Banks muestre sus verdaderos colores.

Un divertido segmento en general, con el aspecto sólo cuestionable del uso de Dana Brooke, cuya acción aparentemente ha caído en los últimos meses.

Sami Zayn vs Kevin Owens

Esto funcionó sólo por la intensidad demostrada por Joe durante su brutal ataque a Zayn. Owens recogiendo los pedazos no hace nada para mejorar la imagen que vimos anteriormente en el show.

Lo que podría haber sido un fuerte segmento era simplemente un segmento promedio gracias a los errores de la reserva que han tenido Owens y Zayn, por ejemplo, ya es relativo común que Zayn sea el tipo que siempre es golpeado por los demás antes de sus luchas, ya lo vimos con su rivalidad con Adam Scherr.

Big Show vs Braun Strowman

Lo más destacado dentro de un show mediocre de Raw.

Fue una lucha más ágil en comparación con lo que uno esperaría de dos gigantes, sin embargo, sigue estando lejos de ser un gran espectáculo. Para muchos esta era una lucha simbólica de paso de antorcha entre gigantes, y nosotros creemos que era eso, pero considerando que el Big Show no tiene credibilidad y Strowman aún tiene mucho que mejorar, quizás fue un paso de antorcha algo accidentado, especialmente por algunos botch.

La salida de Reigns al final era predecible, aunque que Strowman lograra dominar a Reigns, genera algo de intriga sobre la posibilidad de que Strowman pueda derrotar a Reigns en Fastlane.

Resumen, fue un mal Raw, nada mas que agregar

También te puede interesar