Crítica Raw 16 Mayo 2016: Mas de lo mismo

El episodio final de Raw antes de Extreme Rules fue el típico show en donde WWE trata de vender a la audiencia el evento del domingo, el problema, no agrego nada realmente a lo que ya sabíamos, a excepción de por ejemplo, la estipulación para la lucha de Ambrose y Jericho, más allá de eso, es difícil pensar que en tres horas de show, WWE entrego más de lo que ya veníamos viendo cada semana.

Segmento inicial

Esto se mantuvo corto y fue probablemente la mejor decisión dada las habilidades de los involucrados en el micrófono o mejor dicho, la falta de habilidades.

Esto fue algo decepcionante ya que fue básicamente el titular y el retador prometiendo ganar en Extreme Rules, algo que la audiencia ha escuchado repetidamente en las últimas tres semanas. Manera muy discreta de iniciar Raw.

Cesaro y The Miz vs Kevin Owens y Sami Zayn

Los creativos de WWE podría haber tomado la ruta previsible y reservarnos una revancha de lo que vimos SmackDown (Si alguien lo vio), pero en su lugar reservaron una pelea totalmente fresca, Sami Zayn vs Cesaro, a quien vimos dar verdaderos clásicos en NXT.

Esperen, la lucha de Zayn vs Cesaro no comenzó y se nos pactó una lucha por equipos entre los involucrados, digno de cualquier SmackDown. Lo que ayudo a salvar en algo la decepción inicial, fue que en vez de poner la lucha clásica de babyface (tipos buenos) vs heel (tipos malos), se mezcló a los involucrados.

Esta fue una lucha de calidad que sirve para calentar las cosas para lo que veremos el domingo entre los involucrados. Nota aparte las reacciones logradas por Owens, quien a pesar de jugar a ser el tipo malo dentro del juego de moralidad de WWE, su trabajo en todos los ámbitos lo ha transformado en uno o el intérprete más destacados actualmente en WWE.

The Shining Stars

¿Se puede analizar esto sin decir que fue horrible? Tratemos.

Este equipo parece haber nacido muerto y eso es doloroso de decir, esto considerando que Primo y Epico son muy talentosos dentro de las cuerdas. A pesar de lo último, fueron recibidos con apatía en su nuevo debut en WWE. Parecía que realmente a nadie le interesaba este segmento, como culparlos.

Todas las promos previamente grabadas y los esfuerzos de los comentaristas para elevar a este dúo, realmente parecen esfuerzos que no tendrán recompensas.

Dean Ambrose y Chris Jericho

Jericho es genial en su papel actual, pero en esta promo no había nada que ya no hubiésemos visto antes. El segmento logro ser rescatado del abismo cuando se anunció el tipo de lucha entre ambos el domingo. Una lucha de asilo o Asylum Match. Lo curioso del tipo de lucha, es que ese nombre como más de alguno sabrá, es el nombre de una lucha en TNA y la verdad yo ayer durante el show pensaba en la pobre Dixie Carter que de seguro acusara que WWE le copio el nombre a su empresa, acusaciones que se sumaran a las acusaciones de robos de talento, que Aj Styles es TNA, que Samoa Joe es campeón de NXT para perjudicar a TNA y todas esas teorías conspirativas dentro de una empresa que está agonizando, una pena.

Becky Lynch vs Dana Brooke

Para ser la primera lucha televisada importante en Raw para Dana Brooke, fue una bastante decepcionante.

Por el lado de Lynch, ella sigue siendo la mujer más mal usada en el roster de WWE, con creativos de WWE que no entienden o aprecian lo que realmente es.

Golden Truth vs Tyler Breeze y Fandango

La lucha fue corta, difícil de analizar y se da dentro de una historia que ha sido terriblemente larga. El resultado era lo que uno esperaba. Estuvo lejos de ser un segmento bueno.

New Day y su máquina del tiempo

El nuevo día normalmente habría hecho ese segmento mucho mejor de lo que realmente era, pero eso no sucedió el lunes. Big E fue hilarante, como normalmente es, y su insistencia en la “máquina del tiempo” quizás es de lo poco a destacar aquí.

Luego los retadores a los títulos el domingo atacaron a los titulares y básicamente eso fue esta especie de ¿infomercial?

Usos vs Luke Gallows y Karl Anderson otra vez

¿Deben los Usos vencer a Anderson y Gallows en este momento? Absolutamente no, pero ganaron de igual manera. Además, literalmente hemos visto esta lucha durante las últimas tres semanas tanto en Raw y SmackDown, lo que a esta altura nos hace difícil involucrarse realmente en la previa de Extreme Rules. Un punto es claro aquí, a los fanáticos nos importa más lo que pasara el domingo, más de lo que sucede en la previa que básicamente es repetir el argumento de Roman Reigns vs la liga de naciones y sabemos que eso no fue bueno, ahora tampoco lo es. Sería interesante ver si WWE logra desmarcarse de eso el domingo.

Big Cass vs D-Von Dudley

No había absolutamente ninguna razón para ver esto, más allá de que los creativos de WWE probablemente querían que Big Cass estuviera en el centro de atención. Lamentablemente es difícil que el gigante logre un impulso importante a costa de disminuir aún más la credibilidad de uno de los más grandes equipos en la historia del wrestling.

Kalisto vs Alberto Del Rio

Del Rio y Kalisto han tenido luchas mejores, además, se han enfrentado tantas veces que es difícil esperar algo importante aquí. De igual manera, el segmento solo se basó en generar una mayor historia entre Kalisto y Rusev, por lo que la victoria de Del Rio pasa a segundo plano sobre el titular.

Rusev fue excepcional, es la única razón para que este segmento no fuera de lo más bajo de la noche. Fue intenso, implacable y violento. Él estaba enojado y desató su furia sobre los lucha Dragons.

Firma de contrato entre mujeres

Fue agradable ver que los creativos de WWE intentan dar a la división femenina la atención que merecen con el segmento de evento principal, pero la pelea de Charlotte-Natalya no es lo suficientemente potente para justificar esta decisión.

Dicho lo anterior, la campeona fue extraordinaria aquí. Ella estaba confiaba en el micrófono, incluso siendo prepotente y desagradable. logrando desenvolverse de gran manera, todo lo que debe ser un heel (Villano). Era una malcriada, tratando de controlar a su padre y funcionó.

Natalya era todo lo contrario. Parecía nerviosa, sin lugar a dudas es producto de tener un tiempo en el micrófono bastante limitado durante toda su carrera en WWE.

Esto hizo muy poco para poner cualquier más expectación a la lucha del domingo y se sentía más como una excusa para tener a Stephanie y Shane en el mismo ring para su promo semanal.