Crítica Raw 12 Junio 2017

Una semana después de haber ahogado a Paul Heyman, el contendiente número uno Samoa Joe se encontró cara a cara con quien nos venimos enterando es el campeón universal, Brock Laser.

Dejando de lado las payasadas, su confrontación física dio lugar a una pelea que sí, más de alguno dirá que ya vio, fue el único punto culminante (O destacado) de un episodio de RAW que comenzó a rojo vivo y terminó de la manera más fría posible.

Brock Lesnar regresa después de 70 días

Una de las cosas que más nos molesta de la WWE actual, es su propia narrativa incongruente, a que vamos ¿Cuantas veces se le ha quitado un título a alguien por qué no lo puede defender cada 30 días? Ejemplos hay muchísimos, el más reciente fue este año Naomi antes de Wrestlemania. A día de hoy, Lesnar lleva 71 días si defender el título.

Ahora bien, si dejamos de lado el agujero narrativo enorme, lo que vimos el lunes fue una fórmula que a pesar de ser repetida, es efectiva para vender una lucha entre dos tipos malos. Y para quienes se preguntan porque decimos que es una formula repetida, simple, fue la misma manera en cómo se vendió la lucha de Lesnar vs el Undertaker hace un par de SummerSlam.

Un comienzo candente para un show que suele no tener buenos inicios.

Dean Ambrose vs Elias Samson

Lucha correcta sin ser espectacular. Lo que daño bastante el segmento, fue que siguió la fórmula habitual de WWE, hasta la interferencia del villano que le cuesta la lucha a Ambrose.

Esto está lejos de ser una buena rivalidad entre el Miz y Ambrose, quizás sea bueno incluir a Samson en una eventual triple amenaza para dar algo de variedad, ya que por sí solo Ambrose vs Miz no tiene suficiente para seguir más tiempo en TV.

Cedric Alexander vs Noam Dar

Y cuando pensábamos que Raw no tenía nada más horrendo que ofrecer, llega esta cosa.

WWE trato de seguir una rivalidad entre Dar, Fox y Alexander, la cual se remonta a ocho meses atrás. La lucha no dura nada y llego a su fin gracias a que Alicia Fox estuvo molestando a su ¿novio? a través del teléfono, horrenda narrativa y desarrollo.

No nos pagan lo suficiente como para seguir viendo Raw todas las semanas.

Seth Rollins interrumpe a Bray Wyatt

Un segmento malo seamos crueles, ¿porque fue malo? simple, hemos pasado por esta canción y bailamos con Wyatt tan a menudo la misma cosa, que es imposible tomarlo en serio a esta altura. Bray Wyatt ya no es enigmático y no tiene credibilidad alguna porque sabemos su juego, habla un buen rato, habla en acertijos, pero todo es humo y espejos.

Él nunca gana y cuando lo hace, lo hace de la manera menos convincente.

Ponerlo con Rollins para una serie extendida puede llevar a luchas de calidad, pero a menos que gane decisivamente, será más de lo mismo. Incluso entonces, una victoria puede no ser suficiente para ayudar a salvar a un personaje que alguna vez fue el más atractivo en la lista de la WWE, ahora es una mala broma aburrida de sí mismo.

Kalisto vs Apollo Crews

Otra semana más de lo mismo. La mirada cómica en la cara de Tozawa cuando él fue abrazado y esencialmente fue forzado a un selfie, era el momento más memorable de este horrendo segmento (Si, por otra semana sigue siendo horrendo).

Crews es un trabajador sólido en el ring, pero su carácter (O personaje llámele como quiera) sigue siendo una gran m13r4 sin desarrollar. No importa lo mucho que lo asocie con O’Neil, la probabilidad de que Crews finalmente encuentra el éxito por su cuenta es extraordinariamente baja. Es más probable que encontremos el amor a que Crews tenga éxito con su personaje actual.

Alexa Bliss

Fue agradable ver a Emma y Banks de vuelta en ser potenciales contendientes al título.

Bliss tratando de suavizar las cosas con una escéptica Jax era entretenido, pero el resto del segmento se sentía como la introducción a algo que buscara encontrar contendiente número uno. No hay mucho que agregar.

Lucha de 6 por equipos

Esto fue el equivalente a todas las demás luchas por equipo de 3 vs 3 que han existido. La curiosa utilización de Jax fue el tema más interesante aquí.

Una semana después de ser una fuerza imparable, ella fue tratada esencialmente como cualquier otro competidor, pero bueno, otra vez WWE no sigue su propia narrativa, ya ni se esfuerzan.

Heath Slater y Rhyno vs The Miz y el oso

Bueno… el oso entra en juego después de verle la semana pasada. Esto probablemente saco alguna que otra risa en quienes lo veían, nada más agregar.

La pregunta más grande es que demonios está haciendo WWE con Maryse y sus recientes abandonos a su marido ¿WWE realmente piensa que su público es lo suficientemente ingenuo como para pensar que es una buena idea? Maryse completa el acto del Miz y ha sido una parte integral en su regreso a la prominencia. Si el separarlos es un pensamiento en la mente colectiva de los “creativos” de WWE, esperemos que se disipe rápidamente, porque no tenemos idea de que algo bueno pueda salir de un acto como este.

Rich Swann vs Neville

Esta fue una manera fuerte de reiterar la naturaleza salvaje de Neville, al mismo tiempo que genera la introducción de su próxima rivalidad.

Las luchas con Tozawa probablemente serán magníficas y electrizantes pero uno tiene que preguntarse si el tiempo es el acertado, considerando la temprana unión del japonés con Titus O’Neil y Apolo Crews.

Enzo Amore y Big Cass vs Karl Anderson y Luke Gallows

Otro segmento malo dentro de un show que estuvo lleno de estas cosas.

Hablemos después de las interacción del Big show con Amore, algo que fue relativamente interesante porque era lo suficientemente cursi como para presagiar un turn Heel (Otro mas) para el atleta más grande del mundo. La mirada en la cara de Cass mientras observaba los signos de una floreciente amistad sugiere que su corazón ha caído en desgracia por ser remplazado por alguien más. Si, cursi, pero el separarse de Enzo sería lo mejor que le podría pasar a la carrera del Big Cass.

Dos de tres caídas por títulos en pareja

Desafortunadamente para todos, la disputa no fue tan buena como esperábamos, especialmente cuando tenemos una decisión creativa de dar una conclusión fría dentro de un espectáculo que comenzó de manera frenética. Esto termino por una doble cuenta de 10.

El feudo continuará, dando lugar a luchas que pueden ser de calidad, pero con una pésima narración, tan común para WWE por estos días.

Otro show desechable por parte de Raw para nada recomendado. Cuando uno piensa que ya no pueden hacer un show mediocre, Raw nos sorprende siguiendo su decadencia, de verdad uno piensa que no pueden seguir todas las semanas el mismo camino, pero nos vemos sorprendidos cuando nos demuestran que sí, pueden seguir en la decadencia.

También te puede interesar