Critica Raw 12 de Septiembre 2016: Roman Reigns vs Kevin Owens

Volvemos con un par de días de desfase producto de todo el trabajo extra que hemos tenido esta semana, que como más de alguno sabrá, es una semana muy compleja, dejando de lado las explicaciones, vamos directamente a lo que importa, el reporte y critica del Raw del lunes.

Dentro de lo destacado, el campeón universal Kevin Owens luchó contra Roman Reigns en el evento principal de Raw, pero fue el campeón de Estados Unidos Rusev quien conto con el mayor efecto sobre la lucha.

Después de semanas de ausencia, Rusev regresa de una lesión y tiempo libre (En realidad se casó y se fue de luna de miel, como no envidiarlo por eso) retomando la rivalidad con Roman Reigns

Sasha Banks luchó y derrotó a Bayley y Dana Brooke en una lucha para determinar quién sería la contendiente número uno.

Segmento inicial

Las mujeres tomaron el escenario para inaugurar Raw, un verdadero acierto en la parte creativa de WWE.

Que se puede criticar del segmento, quizás que se siente un poco temprano para que Brooke comience a irse en contra de Charlotte, aunque eso puede instalar una trama interesante.

Sasha Banks vs Bayley vs Dan Brooke

El acabado es algo inteligente. Sobre la lucha, esta estuvo llena de acción, con un segmento final muy bueno que sirve para establecer a Banks como la legítima retadora para Charlotte, a pesar de que por contrato, ella tenía una revancha titular.

Brandon Scott vs Bo Dallas

Esto se siente mucho como una historia destinada a que algún jobber en algún momento derrotara a Dallas.

Por ahora, funciona para presentar el nuevo personaje de Dallas, sin embargo, esto está lejos de ser un buen espectáculo o algo que pueda durar mucho tiempo. Es como repetir el guion de Braun Strowman y Nia Jax ahora con un hombre de menor tamaño como es Dallas. No se ve un buen futuro para esto.

Highlight Reel con Sami Zayn

Esto fue la mejor actuación de Zayn alguna vez en el micrófono, por lo menos durante su etapa en el roster principal. Parecía genuino como él le atribuye a Jericho una faceta inspiradora en su carrera. El intercambio de Zayn y Jericho fue bastante efectivo y está claro que veremos una rivalidad entre ambos en el corto plazo, posiblemente en el próximo evento de Raw.

Cesaro vs Sheamus

Cuando un villano rompe las reglas, él está engañando al mundo, pero cuando un babyface lo hace, el simplemente está haciendo lo que tiene que hacer. Gran lógica que muestra la moralidad absurda de WWE.

Dejando de lado la falsa moralidad que a veces nos genera repugnancia, la rivalidad entre Cesaro y Sheamus ha superado unas expectativas que siendo sinceros, no existía. La química entre ambos es buena y se hace evidente en cada lucha, el problema, cada lucha que sigue a la anterior, pierde el impacto inicial, es decir, todos esperabamos que Cesaro ganara esta lucha y probablemente gane la de la semana siguiente y de esa manera, la lucha final se de en el PPV en dos semanas.

Alicia Fox vs Nia Jax

Esto fue bueno y malo.

Fue bueno porque no fue lo mismo de las semanas pasadas. Jax ahora ataco a un rival que el público al menos conocía y la acción se trasladó a las afueras del ring, en un segmento que hace mucho más para cualquiera en comparación con las luchas squash sin sentido que Nia Jax venia entregando hace meses. Lo malo, este es de esos segmentos que solo se dan una vez, que quiere decir esto, Jax no va a poder repetir estos ataques todas las semanas y probablemente volvamos a las luchas que no son buenas que ya vimos por un montón en NXT y en Raw, es decir, los creativos tienen una tarea muy difícil por delante con un personaje como el de Jax.

New Day vs Luke Gallows y Karl Anderson

Esto fue un poco interesante desde el punto de la reserva, pero seamos realistas, es difícil convencer a los fanáticos para que se preocupen por la lucha entre los involucrados en el próximo PPV.

¿Por qué debería la audiencia invertir su tiempo en otra lucha cuando estos equipos han intercambiado victorias y derrotas durante semanas sin ningún avance real?

Dicho lo anterior, este fue un combate de lucha libre sólido con un contexto muy triste.

Jack Swagger vs Jinder Mahal

¿La buena noticia? Los creativos de WWE se acordaron que Swagger tenía trabajo con la empresa.

¿La mala noticia? Swagger solo fue el jobber de otro jobber, Jinder Mahal, un tipo que no había ganado una lucha desde su extraño regreso a WWE.

Fue un mal espectáculo por donde se le analice.

Enzo Amore vs Epico

Las “estrellas brillantes” en realidad son vendedores de tiempo compartido, interesante, lo que nos lleva a pensar que es el peor personaje que ambos han desarrollado en los últimos cinco años y jugaron por un tiempo a ser los Matadores.

La lucha fue descentre para ser algo que duro un poco más de tres minutos y esto se hace simplemente para pactar una lucha entre estos equipos en el próximo PPV.

Roman Reigns vs Kevin Owens

El evento principal del show del lunes es precisamente lo que uno tiene que esperar de eso, el evento central de un Raw.

Reigns y Owens son capaces de dar un buen espectáculo cuando tienen el tiempo para desarrollar una historia y se tiene una multitud involucrada.

La reintroducción de la historia de la Reigns vs Rusev, en realidad a pesar de que le quito espectacularidad a la victoria de Owens, parecía esencial debido a la falta de conclusión a esa historia en SummerSlam.

Owens sigue en su buena racha y ahora le espera lo que debe ser una excelente lucha contra Rollins en el próximo PPV.

Que podemos agregar al show, lo de siempre, las tres horas de Raw siguen dilatando lo que puede ser un buen show, lamentablemente, esa necesidad de llenar tres horas, hace que tengamos un par de luchas cortas y sin sentido todas las semanas, que promos en Bacstage sean más de las necesarias, pero al menos WWE logro compensar eso con un buen main event.

También te puede interesar