Crítica Raw 09 Mayo 2016: Un engaño

El Raw del lunes pretendió ser diferente a lo habitual, sin embargo nos llevó a una trampa familiar.

Colin Cassady fue reservado para destacar, pero no en su totalidad, el campeonato intercontinental se encargó de estar en el centro de la cartelera y WWE termino la noche centrándose en Jericho y Ambrose.

Pero parece que la maldición de no saber cómo terminar las cosas nuevamente afecto a la WWE, terminando el show con un perezoso clímax. Un show aleatorio que agrega muy poco en las semanas previas a Extreme Rules. También vimos el debut de Dana Brooke junto a Emma atacando a Becky Lynch.

Chris Jericho y Big Cass

Esta rivalidad sigue tan extrañamente centrada en la planta destruida de Ambrose, que es difícil involucrarse realmente con esto más allá de que puede parecer gracioso para algunos. Jericho trató de utilizar dicho objeto, la planta, como punto de partida, pero no funcionó mucho, por suerte el segmento se desvió con la participación de Big Cass, quien logró sacar una buen promo frente a Jericho y terminó retando a una lucha al primer campeón indiscutible, fue una manera muy buena de variar las cosas, aunque claro, al final de la noche nos llevamos una de las grandes decepciones, ya nos centraremos en eso.

Dolph Ziggler vs Baron Corbin

La personalidad agresiva de Corbin y la intensidad en sus combates a pesar de no ser brillantes, funcionan para su papel de villano solitario, sin embargo, la lucha contó con muy poca chispa entre los involucrados, especialmente cuando ya la hemos visto en un par de oportunidades. De verdad esta tiene que ser la última oportunidad en que veamos a Corbin y Ziggler luchando, al menos en el corto plazo.

Fandango vs R-Truth

Esta historia ya se descontrolo. La química entre Goldust y R-Truth en sus primeros segmentos fue llamativa, pero tampoco para llegar a impresionar mucho, ahora, esa cosa se perdió y nos están dando cosas sin sentidos, absurdas y aburridas como esta lucha.

Este tipo de segmento busca ser cómico, pero realmente no es divertido, terminando en un relleno que no es satisfactorio.

Charlotte vs Paige

Paige y Charlotte demostraron que WWE tiene que ponerlas en un mismo ring juntas más a menudo. Hablando solo de lucha, de lo más destacado de este Raw.

Luego llegamos a una derrota de Charlotte que crea dudas sobre si ella puede conservar su título sin la ayuda de su padre. Esto se hace para que Natalya parezca que puede derrotar a la monarca en Extreme Rules, básicamente, una narrativa que ya todos conocemos cómo se desarrollara, esto hablando del desenlace final que es una manera bastante genérica de terminar la lucha.

The Miz vs Sami Zayn

Fue una correcta exhibición, y una buena manera de añadir algo de drama a la inclusión de Sami Zayn a la lucha por el título intercontinental, algo muchos asumimos sucedería de todos modos. No se puede ser muy crítico aquí.

Rusev vs. Sin Cara

Rusev domino fácilmente a Sin Cara mientras Kalisto miraba en las afueras. Luego Kalisto interviene, genera distracciones, Lana se queja con el árbitro de esto, el árbitro se distrae, Kalisto ataca a Rusev, Sin Cara se lleva a Rusev en un paquetito como por 4 segundos hasta que el árbitro se da cuenta, cuenta hasta tres y básicamente Rusev es derrotado con sus espaldas planas por cerca de 7 segundos. Todo esto fue de lo más bajo de la noche, especialmente si creíamos que WWE estaba de nuevo tratando de hacer a Rusev un monstruo. Aunque si lo analizamos, cualquiera de los escenarios posibles en esta lucha no eran muy alentadores.

Usos y Roman Reigns vs Karl Anderson, Luke Gallows y AJ Styles

Aquí WWE hizo muchas cosas, por ejemplo, trato de hacer pasar muy poco como algo realmente grande y realmente estuvo lejos de lograrlo, especialmente si tomamos en cuenta que esta lucha nos dejo en claro que los Usos, Anderson y Gallows realmente son solo un relleno dentro de la rivalidad Reigns vs Styles. El desarrollo de la lucha era tan poco importante, que dos eliminaciones sucedieron con un simple paquetito, una eliminación durante los comerciales y otra poco después de que se regresó de comerciales. Cuando Reigns y Styles quedaban solos, todo termino en DQ.

Cosas al margen, WWE por ahora habla de Gallows, Anderson y Styles como “El Club”. Eso es no tener imaginación por decirlo de alguna manera.

Está claro que aquí lo más destacado fue el careo final, que agrega algo de electricidad a la rivalidad que realmente importa, Reigns vs Styles.

WWE ha lastimado el impacto de la pelea con eliminaciones simples, sin emoción e incluso durante los comerciales. Es imposible no pensar que la lucha realmente no parecía importante. También, Gallows y Anderson lamentablemente para todos quienes teníamos esperanzas en su llegada a WWE, pasaron a ser el remplazo de la fallida liga de naciones, en donde literalmente Reigns por si solo una semana más demuestra poder acabar con ellos sin grandes esfuerzos, pésimo uso de ambos que no favorece a nadie.

Otra cosa, esto parecía que era el main event originalmente, sin embargo, WWE por alguna razón la ubico a mitad del show. Leí por ahí que algunos señalaban que era para que se dejara de culpar a Reigns por los bajos rating que WWE estaba logrando en la última hora de Raw, algo de lo que ya se acusó a Rollins por ejemplo el año anterior, solo que a Rollins no lo protegían tanto, yo la verdad no creo que tenga relación con eso, yo creo que WWE trato de hacer las cosas diferentes y no volver a poner de Main event por tercer show seguido la misma lucha, esto considerando que ya se enfrentaron la semana pasada en el final de Raw, en el final de smackdown y ahora nuevamente lo iban a hacer en el final Raw, para evitar eso, prefirieron ubicarlos en mitad del show en vez de simplemente generar una lucha diferente. (Incluso Cabrera y Rodríguez al terminar el segmento parecía que se despedían en pantalla, pero no)

Zack Ryder vs Kevin Owens

Aunque los fanáticos sabíamos que Owens iba a ganar aquí, esta lucha sirve para un par de cosas, por ejemplo, para demostrar que Owens mantiene su lugar y le da a Ryder una razón para luchar. Básicamente era un relleno con algo de sentido (Algo que por ejemplo no pudimos decir de Fandango vs R-Truth). Fue una lucha relativamente correcta.

New Day vs The Dudley Boyz

El nuevo día es tan carismático que a partir del material más tonto del mundo pueden sacar algo que no se siente tan malo. Eso en las promo, en el ring, fue un espectáculo discreto, con una falta de coordinación evidente. Los Dubley se llevan la victoria sobre los campeones con un lazo de Devon. Luego los vaudevillains salieron en medio de la lucha para distraer al nuevo día.

Colin Cassady vs Chris Jericho

Antes de que se nos permitiera ver una lucha relativamente atractiva en el papel, Ambrose sale y ataca a Jericho y hace que el segmento final en realidad no sea una lucha. Ambrose se centró en destruir la chaqueta de Jericho, algo que parece encajar con su personaje. Para muchos una forma creativa para continuar esta historia de Ambrose vs Jericho, pero esto no era digno de ser un segmento de evento central para terminar un show.

No sólo nos privó de ver a Cassady vs Jericho y ver realmente el potencial de ambos trabajando juntos, termino el show de Raw con un segmento que puede caer en la categoría de comedia y sabemos que la comedia de WWE no es una realmente divertida.

La lucha de Jericho y de Ambrose comenzó en este show por una planta y ahora ha pasado a ser por una chaqueta. Saquen ustedes mismos que tipo de sensaciones nos deja este segmento.

En resumen, Raw trato de aparentar mucho, pero termino entregando muy poco, no se puede analizar de otra manera un show que en semanas previa a Extreme Rules, no agrego cosas nuevas que como fanáticos ya supiéramos o al menos intuimos. Tampoco grandes actuaciones.